La dirección de Imcodávila, dispuestaa plantear un ERE de extinción tras el cierre

Estela Carretero
-

«Dificultades económicas» han llevado al cese de actividad, ya efectivo, de esta empresa que cuenta con 35 trabajadores

«Dificultades económicas» han llevado a la empresa Imcodávila a echar el cierre. Así lo asegura Ricardo Delgado, consejero delegado de esta empresa abulense que abrió a finales de los años 90, quien confirma además que el cese de la actividad en esta empresa de artes gráficas ubicada en el Polígono de Vicolozano «ya se ha realizado».  
En el momento del cierre la empresa contaba con una plantilla de 35 trabajadores, siendo la intención de la dirección, como confirma Ricardo Delgado, «plantear un ERE de extinción», si bien la decisión que se tome finalmente dependerá de los informes de «asesoría jurídica».
«La empresa en estos momentos es insolvente», asegura Delgado a este medio, quien lógicamente debido a la situación habla de «un momento muy complicado». Si bien la próxima reunión con los representantes de los trabajadores tendrá lugar el próximo 23 de mayo, lo cierto es, asegura el consejero delegado de Imcodávila, que «estamos en continuo contacto con los trabajadores».
Así las cosas, parece que las intenciones de la dirección de empresa coinciden con las de los trabajadores, que a finales de la semana pasada apuntaban que su prioridad era «negociar un ERE, antes de entrar en concurso de acreedores» por entender que de este modo se agilizarán los pagos en indemnizaciones. De hecho el pasado viernes y ante lo que era un cierre inminente (ya efectivo, como confirman desde la dirección de Imcodávila) los trabajadores de la empresa de artes gráficas participaban en una asamblea convocada desde el sindicato UGT, tras la cual se optaba por comenzar a negociar un ERE con el objetivo de que la resolución de los contratos fuera lo más rápida posible.