48 horas 'claves' para el Real Ávila y Cebrereña

A.S.G.
-

El Real Ávila y la Cultural Deportiva Cebrereña afrontan una semana dura y exigente en el grupo VIII con la disputa de dos encuentros en menos de tres días

Un jugador del Valladolid despeja el esférico ante Emilio. - Foto: Javier Ventosa

• Mientras que los encarnados se miden a los dos últimos clasificados, Becerril y Racing Lermeño, a los culturalistas les aguarda la Segoviana y el Atlético Astorga.

El calendario se aprieta y las exigencias serán máximas. Llega un momento clave en el grupo VIII de Tercera División, un tramo en el que en menos de tres días los equipos se verán obligados a disputar dos encuentros. Un momento que se mira con cierto recelo tanto desde el Real Ávila como desde la Cultural Deportiva Cebrereña, donde saben que en apenas 48 horas deberán ser capaces de sumar todo lo posible. Y ambos, aunque cada uno con pretensiones de fondo distintas, están obligados a intentar sacar de este tramo lo máximo posible.
Para los encarnados una oportunidad de tratar de recuperar la senda del triunfo e incluso pensar en un posible pleno de victorias. Para los cebrereños un tramo demasiado exigente para una plantilla corta y con bajas pero en el que no se pierde de vista que, recuperando la actitud competitiva no sólo del arranque de temporada –en el que sumaron seis empates consecutivos– sino de encuentros pasados como el de la Arandina, se puede volver a sumar, algo indispensable para un equipo que suma cuatro derrotas consecutivas.
Esperan al Real Ávila los dos últimos clasificados del grupo VIII, el Becerril, colista, al que los encarnados visitarán el viernes 1 de noviembre en el Mariano Haro, y el Racing Lermeño, penúltimo y que pisará el Adolfo Suárez el domingo a partir de las 17,00 horas. Una oportunidad para puntuar de tres en tres. «Es obligatorio» reconocía el propio Borja Jiménez apenas terminar el choque ante el Valladolid B. «Obligatorio ir a Becerril, volver a hacer gol, y luego en casa –ante el Lermeño– volver a mostrar una buena imagen» que el equipo ya mostrara «a ratos» ante el Valladolid B. Una fase del calendario en el que los encarnados pueden tener una buena oportunidad de recortar distancias, y puestos, con la zona de playoffs, en estos momentos a apenas tres puntos. Porque más allá de lo que deparen estas dos jornadas, en el calendario aguardan los duelos Atlético Bembibre -Arandina y Almazán -Estructuras Tino, en estos momentos rivales directos de los encarnados por la fase de ascenso.
Más complicado se le plantea la semana para la CulturalDeportiva Cebrereña, que deberá recibir en su campo a la Gimnástica Segoviana –viernes 1 de noviembre– y visitará al Astorga, tercero en estos momentos, en La Eragudina el domingo. «Dos partidos en apenas 48 horas nos mata a equipos con una plantilla corta como la nuestra, mucho más cuando tienes lesionados» comentaba Pepe García después de una derrota ante La Granja (4-2) que fue «lo vaticinado» después de una semana «que fue un auténtico quebradero de cabeza» por las lesiones y sanciones.
Cortos de efectivos «pero si somos capaces de ser competitivos podremos plantar cara a cualquiera» señalan los culturalistas.  Dos jornadas en las que puntuar sería bienvenido en las filas cebrereñas, mucho más teniendo en cuenta el calendario de sus rivales, como el Salmantino, equipo que marca la permanencia y se mide al Valladolid B, o el duelo entre rivales de la zona baja como el Santa Marta –que se verá las caras con la Arandina– y el Cristo Atlético.