Primeros cierres en las auxiliares de Nissan

B.M
-

UGT cifra en un 75 por ciento la destrucción de empleo en las empresas auxiliares

Primeros cierres en las auxiliares de Nissan - Foto: Isabel García

Justo en la jornada en la que se conoció la adjudicación para la construcción de la nave de estampación dentro del proceso de transformación de Nissan, la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT quiso poner la mirada en las consecuencias que este cambio está teniendo en las empresas auxiliares. Para ello aportaron el dato de que destrucción del empleo auxiliar se cuantifica en alrededor del 75 por ciento de los 150 trabajadores.
Es cierto que en los últimos meses se ha podido asistir a jornadas de huelga como las que hubo en julio o reuniones con responsables de la Junta de Castilla y León y Nissan, pero el sindicato pone ahora sobre la mesa que los «primeros efectos negativos del cese de fabricación de camiones en Nissan Ávila» que «comienzan a hacerse realidad, repercutiendo en el ya mermado tejido industrial de esta ciudad». Lo hacen concretando su afirmación al decir que al ERTE de los trabajadores de Nissan, se suman los también expedientes de regulación temporal en empresas auxiliares como Metalúrgica Cembranos o ÁvilaLogística, además de la extinción de contratos y cierres en empresas como Escattolini, Sintax, Alcalá Industrial o Renávila. De esta situación se salvan únicamente, señalan desde el sindicato, los empleos en Comaser, mientras que empresas como Comsa Service o Comsa Mantenimiento, afectadas en menor medida, solo tienen despejado su futuro hasta abril.
Desde UGT FICA se recuerda que se mantuvieron reuniones con responsables de la Junta y Nissan en las que se adquirieron compromisos por parte de la empresa como la posibilidad de que las auxiliares pudieron optar en el panel de  compras de la Alianza, además del ingreso de los trabajadores afectados a futuro en Nissan una vez recuperado el pleno empleo. Sin embargo el sindicato asegura que le gustaría «saber qué avances hay» en este sentido.
Las críticas también llegan a los responsables políticos, de quien se resaltan los compromisos en campañas electorales que luego no se cumplen, dejando a Ávila como su «pista de despegue hacia Madrid».  
Y ante esta situación en la industria está el plan industrial anunciado por el consejero Germán Barrios, al que piden celeridad por la marcha de jóvenes fuera de la ciudad.