El arte de Florencio Galindo

D.C
-

Una exposición reivindica la obra del pintor de Adanero, fallecido hace tres años, reuniendo en el Palacio los Serrano 32 pinturas que recorren toda su trayectoria creativa, cinco esculturas y dos proyecciones

El arte de Florencio Galindo - Foto: David Castro

Florencio Galindo, uno de los más destacados pintores abulenses y bien podía decirse que también españoles de la segunda mitad del pasado siglo, es el protagonista de una exposición dedicada a su obra que fue inaugurada este jueves en el Palacio los Serrano, una mirada completa en forma de merecido homenaje a un magnífico artista plástico que murió de forma inesperada hace poco más de tres años, cuya última muestra en nuestra capital tuvo lugar en 2013 y al que la sociedad abulense le debía desde entonces un reconocimiento de este tipo.
La muestra, que organizan la Fundación Ávila y Bankia con la colaboración de la Fundación Edades del Hombre, ha querido aprovechar ese aniversario del fallecimiento de Florencio Galindo para reunir un puñado de obras no muy amplio pero sí muy representativo de lo que fue su forma de entender la pintura y su coherente evolución estética y también ética, especialmente ese ‘realismo sucio’ que supuso una innovación y una evidente influencia para muchos pintores posteriores.
Treinta y dos pinturas de todas sus épocas creativas (un par de ellas inacabadas y que se exponen por primera vez, pero que dicen mucho de su forma de entender y compartir el arte), cinco esculturas y dos proyecciones conforman el conjunto de obras de Florencio Galindo seleccionadas para esta cita, que se reparten entre las salas Benjamín Palencia y Martínez Vázquez.
selección de obras. Entre las pinturas seleccionadas para la ocasión –de colecciones particulares, de la Fundación Ávila y pertenecientes a la familia– se cuentan ejemplos que abarcan desde los años en los que comenzó a ser reconocido a nivel nacional (en 1972, tras haber conseguido en 1968 el Premio de la Bienal de Ávila, recibió la beca Juan March’ de Pintura, al año siguiente se alzó con el Premio Nacional de Dibujo «Paco Cossío» y un año después con el Premio Nacional de Pintura «Blanco y Negro) hasta su última producción (de ese tiempo son las dos pinturas inacabadas pero muy representativas que representan un laberinto y un viñedo, casi abstractas por esa falta de resolución), evidenciando la personalidad de una trayectoria muy reconocida.

La muestra podrá visitarse en el Palacio los Serrano hasta el día 1 de febrero, de lunes a sábados de 11,00 a 13,30 y de 18,00 a 20,00 horas, con la entrada gratuita; domingos y festivos permanecerá cerrada.