Rivera da la 'campanada'

Agencias
-
Rivera da la ‘campanada’

Hiperactivo, competitivo y muy nervioso, el líder de Cs ha consolidado su proyecto de centro liberal en solo 13 años

Ha necesitado tres elecciones para hacer de Ciudadanos la tercera fuerza política en España, pisando los talones al PP de Pablo Casado y logrando un resultado que le permitiría formar Gobierno con el PSOE, aunque lo ha desestimado ya por completo. Y sí, ha dado la campanada, como él mismo había pronosticado durante toda la campaña.
Rivera, que en su día llegó a la Presidencia de la formación naranja por azar, al ser elegido por orden alfabético, ha conseguido consolidar 13 años después este proyecto de centro liberal hasta situarlo en una pieza clave del espectro político nacional, hasta el punto que podría conformar un Gabinete, si quisiera, con los socialistas.
El barcelonés, que sacó su primer escaño como diputado catalán en las elecciones autonómicas de noviembre de 2006, está ahora al frente de un partido que acaba de sumar 58 representantes en el Congreso de los Diputados (tras cosechar más de cuatro millones de votos y superar en 25 diputados los resultados obtenidos en la anterior cita con las urnas de junio de 2016), que está cogobernando en Andalucía junto al PP y que logró ganar los comicios catalanes aunque no pudieron liderar la Generalitat por el frente independentista.
Y ha llegado hasta aquí sin saber muy bien por qué se convirtió en político, según confesó en alguna ocasión, pero una vez que dio el paso y dejó de lado su carrera como abogado en la Caixa, lo que siempre ha tenido claro era que quería cambiar el país «sin romperlo, sumando en lugar de dividir, y sin mirar al pasado para poder poner todas las energías en el futuro».
Hiperactivo, competitivo y muy nervioso, maneja con soltura el rol de protagonista, y de hecho hizo una irrupción estelar en la política a gran escala al aparecer desnudo en un cartel electoral con el lema Solo nos importan las personas.
No obstante, en esta campaña, optó por ceder parte de ese protagonismo a Inés Arrimadas después de que ésta funcionara muy bien en las pasadas andaluzas, y dados los resultados de ayer parece que fue  una buena idea delegar y compartir el peso de la caravana naranja por toda la geografía española.
Conocido entre sus amigos como Tito, este catalán de 39 años, nacido en Granollers (Barcelona) y de raíces malagueñas, se empadronó finalmente en Madrid, aunque viaja continuamente a la Ciudad Condal para visitar a su hija.
Motero casi por convicción y despistadísimo, según aseguran sus más próximos colaboradores, lo que nunca se olvida es de llevar puesto su reloj y su pulsera naranja, el color corporativo de Ciudadanos.
Al mando ya de la tercera fuerza del país, Rivera también suma a su hasta ahora fulgurante carrera como servidor público un par de textos políticos: Juntos podemos, el futuro está en nuestras manos (2014) y El cambio sensato, 100 preguntas, 100 respuestas (2015).