Una visión sostenible del Románico Atlántico

SPC
-

Junta, Fundación Iberdrola y Portugal mejoran una veintena de edificaciones románicas en las provincias de Salamanca y Zamora

(I a d)Enrique Saiz, Carmen Recio, Ramón Castresana y José Manuel Prieto, durante el acto celebrado ayer.

Un modelo de gestión del patrimonio cultural «sostenible e innovador».Así definió ayer la Junta de Castilla y León el modelo de gestión del Plan de Intervención Románico Atlántico, puesto en marcha en 2010 y promovido por la Administración autonómica, la Fundación Iberdrola y la Secretaría de Estado de Portugal y que ha actuado en una veintena de edificaciones románicas en las provincias de Salamanca y Zamora y en las regiones portuguesas de Porto, Vila-Real y Bragança. «Es un plan ambicioso porque, aunque se centra en la actuación en monumentos, pretende poner en valor todo un territorio. No solo se trata de restauración, sino de una visión sostenible, inteligente y de gestión constante del patrimonio», aseguró el director general de Patrimonio en funciones, Enrique Saiz, quien inauguró, junto con el director de la Fundación Iberdrola España, Ramón Castresana, el nuevo punto de información del Románico Atlántico habilitado junto al Monasterio de Santa María, en San Martín de Castañeda (Zamora).
«Se ha utilizado este edificio como modelo de un nuevo modo de gestionar el patrimonio cultural, que es innovador en España y me atrevería a decir que también en Europa», aseguró Saiz, que reconoció que «ejemplifica un nuevo modo de actuar en el patrimonio». «El Románico Atlántico integra la colaboración institucional. Aunque la Junta sea la principal competente en restauración del patrimonio, no puede llegar a todo, no solo por cuestión económica, sino también porque necesitamos gestores en el territorio», insistió.
Hito entrañable

Saiz Martín calificó el Monasterio de San Martín de Castañeda de «hito entrañable» del patrimonio cultural en Sanabria, Zamora y Castilla y León. «La puesta en funcionamiento del punto de información coincide con el inicio de la nueva fase de obras, cuantitativamente, la más importante de la iglesia del Monasterio. Es un día importante en una actuación culmen del proyecto Románico Atlántico y de un modo de actuar nuevo en esta etapa, que terminamos en esta Legislatura», rubricó, según informa Ical.
Por su parte, el director de la Fundación Iberdrola, Ramón Castresana, recordó el «total interés» mostrado por la compañía desde el primer momento, cuando se planteó el proyecto en 2010. «Estamos muy presentes en el territorio, con aprovechamientos eléctricos en las provincias de Zamora y Salamanca», expuso. 
Además, destacó la «colaboración pública y privada» entre la Junta, el Gobierno de Portugal y las diócesis de Zamora, Astorga y Salamanca, «imprescindibles en el desarrollo de los proyectos». «Estamos encantados de seguir trabajando en este proyecto porque uno de nuestros principales objetivos es afianzar la población en el territorio, que sean sostenibles y que se pueda genera riqueza», dijo.  «Hay ahora un debate enorme sobre la despoblación en la zona rural y las actuaciones de conservación del patrimonio pretenden la sostenibilidad y animar el territorio para que tenga más turismo y se genere riqueza», concluyó Castresana.


Las más vistas