La Junta defiende su apuesta por una "fiscalidad moderada"

SPC
-

Castaño (Cs) pregunta al presidente si subirá los impuestos y éste asegura "estar en contra" de ello "con carácter general y, en particular, a pymes, autónomos y familias"

La Junta defiende su apuesta por una "fiscalidad moderada" - Foto: NACHO GALLEGO

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, sentenció hoy que en materia de fiscalidad moderada, crecimiento económico y creación de empleo, "este Gobierno regional es imbatible”. Así lo resumió a la pregunta del portavoz del Grupo Parlamentario Ciudadanos, David Castaño, que se estrenó hoy en el cargo durante el pleno de las Cortes, y que instó al jefe del Ejecutivo a responder si “puede asegurar que la Junta no va a subir los impuestos en la Comunidad durante la presente legislatura”.

Fernández Mañueco, quien deseó los mayores aciertos a Castaño, compartió su reflexión sobre la reforma necesaria de la Atención Primaria y las UCI en sanidad; o la del sistema residencial, “diseñado para otros tiempos”. “Mantenemos inalterable la idea de no incrementar ningún impuesto ni a autónomos ni familias ni pymes. También el compromiso de fiscalidad más favorable para el mundo rural y apostar por que sea moderada e inteligente. Es la filosofía de la Junta, que se sustenta en el acuerdo de coalición”, incidió el presidente de la Junta.

El jefe del Ejecutivo recordó que la prioridad inicial durante la pandemia fue la salud de las personas y atender a los mayores, “pero la tercera es la reactivación económica y el mantenimiento y recuperación del empleo”, materia en la que, dijo, la “fiscalidad tiene un papel relevante”.

En este punto, destacó que Castilla y León fue la “primera Comunidad” en aplicar la moratoria a impuestos de titularidad económica, con 114.000 contribuyentes que se han beneficiado y un impacto económico de 120 millones de euros, “sin intereses ni recargos ni penalizaciones”. Sin embargo, apostó también por otras medidas en favor del tejido productivo y empresarial.

También enumeró algunas iniciativas de apoyo financiero por 400 millones puestas en marcha en estas últimas semanas destinadas a trabajadores, pymes y autónomos, acordadas en el seno del Diálogo Social. Al respecto, avanzó que “no serán las últimas medidas porque las circunstancias evolucionan día a día”.

“Cumpliremos nuestro compromiso, impulsar la actividad y dar certeza y confianza, aunque alguno no lo quiera ver”, continuó Mañueco, quien contrastó esta política con la del Gobierno central, “que sube impuestos, tasas, recargos y cambia la normativa”. “Antes, al contrario, tendría que copiar las medidas fiscales de países como Alemania, que ha bajado el IVA, lo que genera la activación del consumo interno y la confianza del sector empresarial”, subrayó. Por ello, instó al Gobierno central a “terminar de pagar los ERTE” y reclamó el Plan Mede para que las comunidades puedan endeudarse. También, que adopte “criterios justos y solidarios” en el fondo reembolsable de 16.000 millones de euros. “Nos ha sorprendido de forma desagradable ese cambio de criterios porque perjudica a las comunidades que más hemos sufrido en la pandemia”, dijo.

Al respecto, el portavoz de Ciudadanos consideró que es “indudable que esta crisis está tensando la política y el Estado del Bienestar” y recordó que nadie esperaba cuando se firmó el acuerdo de coalición entre PP y Cs “sufrir esta pandemia”. Por ello, felicitó a la Junta “porque ha estado donde había que estar y ha hecho lo que había que hacer”.

Igualmente, explicó que la capacidad de las empresas “es fuerte” y dependerá de las Cortes de Castilla y León la “respuesta para salir de la crisis de forma vigorosa”. “Nos preocupa llegar a un pacto de Comunidad y tener una fiscalidad favorable. El camino ya ha empezado. Este es uno de los criterios por las que su partido y el mío gobiernan en esta Comunidad, una política económica activa y que traiga riqueza a la Comunidad”, concluyó Castaño.