Mismo Grupo VIII, misma complicación

A.S.G.
-
Mismo Grupo VIII, misma complicación - Foto: David Castro

Zamora, Segoviana, Arandina y Numancia B naufragan en su intento de ascender a la Segunda B y encarecen las aspiraciones del Real Ávila la próxima temporada por alcanzar los playoffs

Zamora, Gimnástica Segoviana, Arandina y Numancia B volverán al formar parte del Grupo VIII de Tercera División la próxima temporada tras la eliminación de los cuatro equipos en la fase de ascenso a Segunda División B en las semifinales en un fin de semana nefasto para el fútbol de Castilla y León.Porque sus cuatro representantes caían eliminados en una vuelta de semifinales que ya se presentaba complicada desde la ida, cuando los resultados no llamaban precisamente al optimismo. Y se cumplieron los pronósticos. Lo intentó la Arandina, al que el 0-1 en el Camilo Cano ante La Nucía no le servía para levantar el 1-2 en El Montecillo. Era el punto y final a un fin de semana que había comenzado con la eliminación de la Gimnástica Segoviana (0-1) ante el Villarrobledo, que continuó con la derrota del Numancia B ante el Cádiz B (1-0) tras el empate sin goles en el Francisco Rubio y que dejó un empate a cero entre el Zamora y el Fútbol Alcobendas Sport que dejaba fuera a los del Ruta de la Plata tras el 2-0 en tierras madrileñas.
Se acabó la fase de ascenso para el Grupo VIII, que ya conoce los equipos que formarán la competición la próxima temporada.  Zamora, Gimnástica Segoviana, Arandina, Numancia de Soria B,  Atlético Astorga, Real Ávila, Cristo Atlético, Júpiter Leonés, La Virgen del Camino,  Burgos Promesas 2000, Atlético Tordesillas, Almazán, UD Santa Marta de Tormes, Atlético Bembibre, La Bañeza, Bupolsa, La Granja y los ascendidos Becerril, Mirandés B y Salmantino B serán los equipos que conformen el Grupo VIII la próxima temporada a la espera de lo que pueda ocurrir con el Real Burgos, la ‘patata caliente’ de la Federación de Castilla y León de Fútbol, que sigue sin pronunciarse sobre la presencia del equipo burgalés la próxima temporada en Tercera.
Hay que remontarse hasta la 2011-2012 para encontrar una temporada en la que no se produjo ningún ascenso.Entonces lo intentaron sin éxito el Real Valladolid B, el Real Ávila, la Cultural Leonesa y el Villaralbo.Desde entonces, todos los años se había producido al menos un  ascenso desde el Grupo VIII a Segunda División B. La Cultural Leonesa y el Burgos en la 2012-13, el Real Valladolid B y el Atlético Astorga en la 2013-2014, la Arandina en la 2014-2015, el Palencia en la 2015-2016, la Gimnástica Segoviana en la 2016-2017 y el Salmantino y Unionistas en la 2017-2018.
Sin ascensos no sólo se quedó el Colegios Diocesanos sin la plaza en Tercera que aguardaba como tercer clasificado de la Regional de Aficionados –necesitaba dos ascensos– sino que el Real Ávila mira cómo se le complica la pelea de cara a la próxima temporada para pelear de nuevo por los playoffs. Es el objetivo que se han marcado de nuevo en el Adolfo Suárez y es el reto de Jonathan Prado, llegar al tramo final de temporada en condiciones de pelear por las cuatro primeras posiciones.
La marcha del grupo de equipos como el Zamora, el Numancia B, la Arandina o la Segoviana hubiera aclarado el panorama y la pelea de los encarnados, que volverán a sumarse a la lucha junto al Atlético Astorga y Cristo Atlético la próxima temporada. De nuevo, y a la espera de lo que vaya deparando la pretemporada, el Grupo VIII volverá a ser un corral con mucho gallo de pelea.