Porque diez años son muchos años

Deportes@diariodeavila.es
-
Porque diez años son muchos años

La Selección de Castilla y León UEFA persigue el sueño de reeditar en Baviera, una década después, el título que el combinado dirigido entonces por Javier Yepes logró en Croacia un 22 de junio de 2009

Un recuerdo, un sueño y un deseo recorren estos días las limpias y ordenadas calles de la localidad bávara de Neustadt. Entre sus campos de trigo, cebada, patata y lúpulo entrena a diario la Selección Castilla y León UEFA con el propósito de reeditar la hazaña conseguida hace diez años por el equipo que entonces dirigía el vallisoletano Javier Yepes.
Este sábado, 22 de junio, se cumplieron diez años de aquella final. Será momento de rememorar un hito en el fútbol regional y nacional, en un año, 2009, a mitad de camino entre la consecución por parte de España de la Eurocopa de Austria y Suiza y el Mundial de Sudáfrica. Por eso, y a pesar de los miedos, Castilla y León era favorita. «Las victorias se asimilan con el tiempo», acierta a decir Javier Yepes desde Alemania. Quizá la nostalgia y el destino han preferido que su figura esté en Baviera, por aquello de las supersticiones.
Muchas son las similitudes entre aquel combinado y el actual, su forma de jugar y la manera de entender el fútbol de Yepes y de Mario Sánchez, actual seleccionador, y amigos desde hace 12 años. «Tenemos mucha amistad porque en mi primera andadura en la Selección, en 2007, él era el director técnico y compartí como segundo entrenador durante mucho tiempo. En los ratos más libres siempre comentamos alguna cosa, vemos el fútbol de forma muy parecida en cuanto a estilo de juego y lo que entendemos que significa competir, que en estos torneos es muy importante», alude Sánchez. Es habitual que ambos preparadores charlen y compartan «sobre fútbol y sobre la cita de hace diez años en Croacia».
Y es que en Zapresic (Croacia) un 22 de junio de 2009 un grupo de futbolistas castellanos y leoneses grabó en letras de oro el nombre autonómico en el balompié del viejo continente y elevó a los altares el prestigio del fútbol amateur regional y español. «Fue un impulso muy importante y se sentaron las bases para que el trabajo ordenado de aquel momento culminara en éxitos. Más tarde, los resultados se resuelven por diferentes circunstancias» subraya Yepes. A dos semanas para cumplir 70 años, este médico rural de vocación hace hincapié en el modelo de trabajo de la Federación de Castilla y León de Fútbol. «Los jugadores se sienten auténticos profesionales.
Recuerda con emoción diferentes momentos de aquel ciclo, con el que ahora, insiste, observa semejanzas y cree que «la historia se puede repetir». Además, otro punto a favor, según el doctor Yepes, es que muchos de los 20 futbolistas ya han estado en categorías inferiores de la Selección y conocen el método de la misma. «Cuando ganamos aquella Copa de las Regiones algunos de los de ahora estaban en el alevín de Castilla y León», presume.