Los venezolanos en Ávila, pendientes de su país

E.Carretero
-
Los venezolanos en Ávila, pendientes de su país - Foto: Orlando Barría

Diario de Ávila ha hablado con tres de los ciudadanos de Venezuela que residen en la capital abulense acerca de los últimos movimientos tras la autoproclamación de Juan Guaidó

La inesperada autoproclamación de Juan Guaidó, hasta este miércoles presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, como presidente interino del país no solo se está viviendo con incertidumbre por parte de los ciudadanos de este país sudamericano sino también por los venezolanos que viven en el exterior, que siguen minuto a minuto lo que ocurre allí. También en  España, donde según la estadística del Padrón Continuo residen más de 95.600 venezolanos, se siguen con mucha atención los últimos movimientos políticos en este país, algo de lo que seguro también están muy pendientes los 121 venezolanos que según el INE residen en Ávila.
«Con expectación y esperanza», así está viviendo Yasenia Villalobos, una venezolana que reside en la capital abulense desde el año 2006, la llegada de Guaidó a la presidencia del país. «Había perdido la esperanza de que hubiera un cambio de gobierno», reconoce esta vecina de Ávila que confía en que la autoproclamación como presidente del país del  opositor bolivariano pueda suponer el cambio definitivo de gobierno. Parte de las esperanzas que ahora tiene Yasenia, confiesa, radican en el hecho de que países como Estados Unidos hayan reconocido como presidente al opositor, algo que también han hecho Argentina, Canadá, Brasil, Colombia, Panamá, Perú, Ecuador, Costa Rica, Guatemala o Paraguay. «Esta vez creo que sí que puede salir adelante», confiesa Yasenia que espera que también los militares respalden este cambio.
Sin embargo, reconoce esta venezolana, la esperanza que tiene desde las últimas horas convive también con el «miedo» no solo a la incertidumbre de no saber qué va a pasar sino también el de ver que las revueltas se están cobrando vidas. No en vano, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) hablaba ya este miércoles de 16 muertos en los enfrentamientos entre manifestantes antigubernamentales y fuerzas de seguridad.
Esperanza y miedo son dos sentimientos que también comparte Ana Roco, otra de las venezolanas que residen en Ávila. Ella llegó a nuestra ciudad hace ahora un año aprovechando que su marido tiene nacionalidad española y huyendo de la situación «inaguantable» de un país «donde falta de todo, desde alimentos a medicinas», asegura. «Aunque fue una decisión muy difícil por tenernos que separar de la familia y poner por medio miles de kilómetros entendimos que venir a España era una oportunidad», explica los motivos que la trajeron a tierras abulenses desde donde ahora sigue con atención lo que ocurre en su país.
Confiesa Ana que los movimientos políticos de las últimas horas son «como un rayo de luz» y que gracias a los apoyos internacionales que está recibiendo Guaidó «los venezolanos contrarios a Maduro sentimos que no estamos solos».
Como Yasenia, también Ana confiesa que esta situación le asusta, no solo por lo que pueda pasar sino también por la seguridad de la población del país. «Mi mamá vive muy cerca de un sector popular en donde se escuchan ráfagas de ametralladora», asegura esta venezolana que también insiste en que para que se produzca un cambio de gobierno es fundamental «convencer a la fuerza armada nacional».