Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

Carnero exige al Gobierno reducciones en el IRPF al campo

SPC
-

El consejero de Agricultura reclama a la CHD una mayor capacidad regulatoria en el conjunto del territorio de Castilla y León

Carnero exige al Gobierno reducciones en el IRPF al campo

El consejero de Agricultura de la Junta, Jesús Julio Carnero, anunció que este mes de enero pedirá al Ejecutivo central “reducciones fiscales” en el IRPF de 2019 para los agricultores y ganaderos de Castilla y León, ante los problemas sufridos por la sequía durante el ejercicio.

“Veremos a ver si son atendidas por la Administración General del Estado; mantengo toda la esperanza; esperemos que sea así”, dijo en ‘Los Desayunos de Ical’, donde criticó al Gobierno de Pedro Sánchez por no apoyar la medida de préstamos al sector impulsada desde la Junta.

Jesús julio Carnero remarcó, en este sentido, que así como en 2017, con un gobierno del PP presidido por Mariano Rajoy, se colaboró con la línea de préstamos frente a la sequía, “este año con Pedro Sánchez no hemos obtenido una respuesta como pretendíamos”.

Carnero denunció que el Gobierno central dictó un real decreto ley para compensar las adversidades climatológicas en otras regiones de España, “pero se ve que la sequía que sufría Castilla y León no era lo suficientemente meritoria para tenerla en cuenta en el real decreto”. Una situación que “preocupó muchísimo” a la Junta, que expuso su postura al Ejecutivo socialista.

Jesús Julio Carnero recordó que todo el ejercicio 2019 estuvo marcado por la falta de agua en el campo, donde “llueve sobre mojado”, dijo, porque ya había sufrido un episodio de sequía “muy fuerte” en 2017, y “ahora, sin ser comparable, hace que nuestros agricultores y ganaderos lo hayan pasado mal”.

En este sentido, precisó que los ámbitos geográficos “especialmente afectados” fueron las provincias de Ávila y Salamanca y la zona sur de Valladolid. Asimismo, concretó que la cosecha sufrió una reducción del 13 por ciento respecto a la media de los últimos cinco años, según los datos definitivos, porque en julio hablaron de un 15 por ciento de caída en una primera estimación provisional. Carnero también se refirió a la vendimia, que fue “menor” que en campañas anteriores pero “óptima” en cuanto a la calidad del fruto.

Tres bloques de medidas

El consejero comentó que tras su toma de posesión, a las 48 horas, celebró su primer Consejo Agrario, en el que se estableció con las opas “una estrategia importante frente a la sequía en tres ámbitos”.

En primer lugar, lograron de la UE elevar del 50 al 75 por ciento el pago de las ayudas directas de la PAC y el 85 por ciento de los apoyos agroambientales y de zonas de montaña, lo que permitió “insuflar al sector 220 millones a mayores de liquidez”. Al respecto, afirmó que “en este momento hay una previsión de ayudas pagadas de PAC de casi 900 millones, por encima del 90 por ciento”.

Carnero se refirió en segundo lugar a las “importantísimas ayudas” directas de hasta 4.000 euros a los ganaderos para instalar depósitos de agua para el ganado, de las que se beneficiaron 1.723 profesionales con un desembolso de unos cinco millones de euros.

Jesús Julio concretó que el tercer “gran bloque” de apoyos al sector frente a la sequía fue el acceso a préstamos con intereses a cero, porque “corren a cargo de la consejería”. Precisó en este sentido que tienen resuelto un 95 por ciento de estos apoyos solicitados por 8.660 agricultores, que se beneficiarán de una “importante liquidez” por 355 millones de euros para “afrontar la próxima campaña”.

Apuesta por los regadíos

El consejero del ramo también apuntó a mayores regulaciones en la cuenca del Duero ante los problemas de sequía y apostó por la modernización del regadío. Más allá de los grandes embalses, el titular de Agricultura abogó por pequeñas obras de infraestructura – balsas y otros pequeños depósitos de agua – que podrían llegar al medio centenar para aumentar la capacidad de regulación de la Cuenca del Duero del actual 30 por ciento al 50 por ciento, tal y como recoge un estudio elaborado en cooperación con la Universidad de Burgos, que pone de relieve que el sistema regulatorio en la Comunidad es “el de menor alcance” dentro del conjunto de las cuencas.

Carnero comentó que trasladaron este estudio a la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) y afirmó que si el organismo de cuenca “lo ve adecuado, debemos acudir a un sistema que nos permita entrar en juego en una política no de grandes embalses, pero si de pequeñas balsas, de pequeños sistemas contenedores de gua que incrementan esa capacidad y den servicio a una agricultura que es esencial como es la de regadío”. “Ahí estamos y debemos avanzar entre todos. Eso marca la línea de futuro sin lugar a dudas”, sentenció.

Carnero defendió que la Consejería estará por la labor “siempre” de esa política de pequeñas infraestructuras, pero desconoce lo que asumirá la CHD de este estudio. “Lo que está claro es que reclamamos una mayor capacidad regulatoria en el conjunto del territorio de Castilla y León”.

El consejero también expuso que su previsión es acometer actuaciones de trasformación y modernización de regadíos sobre 30.000 hectáreas esta legislatura; así como actuar sobre 150.000 hectáreas en infraestructuras complementarias de lo que suponen las distintas concentraciones parcelarias.

Preguntado por la programación de las inversiones en infraestructuras para este año, advirtió de que lo primero que tiene que haber en España es un gobierno, para acabar con la “provisionalidad” y aprobar unas cuentas, porque siguen prorrogados los últimos presupuestos del PP con Rajoy. “A parte de una moción de censura, ha habido dos elecciones generales, unas autonómicas, unas municipales y unas europeas, tremendo”, ilustró.