Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

Fiscal y defensa piden la absolución y la acusación, cárcel

M.E
-
Fiscal y defensa piden la absolución y la acusación, cárcel

El juicio contra dos cazadores por el abatimiento de un lobo como especie protegida quedó visto para sentencia. Al no encontrarse el cadáver del animal, una parte ve los indicios acreditados y la otra no

El juicio por el abatimiento de un lobo ibérico como especie protegida en una montería celebrada el 29 de noviembre de 2015 en una finca del término municipal de Tornadizos, el primero que se celebra de estas características en España, quedó este jueves visto para sentencia. Tanto la defensa como la fiscalía mantuvieron sus posiciones iniciales y pidieron la libre absolución de los dos acusados, J.M.R.A. y J.L.G.E., dos cazadores que se encontraban en el puesto número 15 de la citada montería, por entender que no se pudo acreditar ni la autoría de los hechos ni el propio abatimiento del lobo durante la jornada de caza, dado que el cadáver del supuesto animal abatido no se encontró y los dos acusados negaron los hechos. La acusación particular, en manos de las organizaciones Lobo Marley, Anadel y Ecologistas en Acción, tampoco varió sus peticiones de dos años de cárcel para los dos cazadores y otro año adicional para uno de ellos por tenencia ilícita de armas, además de cuatro años de inhabilitación para la caza, al considerar que en el juicio quedó probado tanto la existencia del delito contra la fauna que se les imputa como la autoría. La Junta de Castilla y León, que también ve responsables a los dos acusados, solicitó 16 meses de multa a razón de 100 euros diarios e inhabilitación para cazar por cuatro años, así como una indemnización superior a 9.000 euros por la muerte del ejemplar, si bien este jueves añadió una petición subsidiaria para rebajar la multa de 48.000 a 30.000 euros (a la que también se sumó Ecologistas en Acción).