Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

Castilla y León presume de buena salud

SPC
-
Castilla y León presume de buena salud

El Informe Anual del Sistema de Salud destaca las iniciativas de la Consejería de los últimos años en los campos de prevención y promoción

La población de Castilla y León puede presumir de vivir más y hacerlo con mejor salud, y también de ser la autonomía con menor prevalencia de obesidad, sólo por detrás del País Vasco. A ello se une que sus niños son los cuartos menos obesos, muy por debajo de la media del país, como ocurre con los indicadores de hábitos y estilos de vida poco saludables, como consumo de alcohol, tabaquismo, inactividad y consumo insuficiente de frutas, también inferiores al conjunto nacional. Así lo pone de manifiesto el último Informe Anual del Sistema Nacional de Salud 2018 del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social consultado por Ical, que destaca las iniciativas llevadas a cabo en los últimos años por la Consejería en los ámbitos de la prevención y promoción de la salud.

En concreto, el estudio recoge que la esperanza de vida de las personas que residen en Castilla y León se sitúa en los 84,3 años, que en el caso de las mujeres se eleva a los 87,4 años, 6,6 años más que en los varones. A ello se une que desde el año 2000, la población ha ganado 3,6 años de vida, al pasar de los 80,7 a los 84,3 actuales. Mientras en España, con un aumento de cuatro años, la cifra se cierra con 83,4 años, con 80,4 en el caso de los hombres, y 86,2, en el de las mujeres.

Si se analizan los datos a los 65 años, se observa que con 22,3 años Castilla y León es la autonomía con mayor esperanza, sólo superada por Madrid, con 23. En este caso, la media nacional alcanza los 21,6 años. A ello se une que alcanza los 65,3 años de vida saludable, aquellos que se estima que se puede vivir sin limitación de actividad, cuando en España el dato se cierra con los 61,2 años. No obstante, desde la crisis se han perdido 3,4 años en la Comunidad, cuando en España se han ganado 0,3.

Hábitos saludables

Por lo que respecta a los hábitos de vida saludables, se observa que la Comunidad también lidera algunos de los indicadores. Así, por ejemplo sus habitantes son menos obesos, uno de los principales factores de riesgo de problemas crónicos, como la enfermedad coronaria, cerebrovascular, diabetes mellitus, hipertensión y algunos tipos de cáncer. Si en España la obesidad afecta al 17,4 por ciento de la población mayor de 18 años, en Castilla y León la cifra baja al 13,2 por ciento; a lo que se une que sus niños son menos obesos, con un 5,6 por ciento entre los de dos y 17 años, cuando la media del país está en el 10,3 por ciento.

Entre los factores asociados a este problema se encuentra la alimentación y la actividad física. En este caso, se observa que el 73,9 por ciento de la población autonómica consume fruta fresca a diario, por encima del 64,2 por ciento de España, y el 42, 6 por ciento toma también verduras, ensaladas y hortalizas todos los día, un 40,4 por ciento en el país.

Respecto a la actividad física, si uno cuatro de cada diez personas es sedentaria en España, el 36, por ciento, en Castilla y León la cifra se reduce al 26,4 por ciento, sólo por detrás de Navarra (22 por ciento) y Galicia (24,3 por ciento).

En cuanto a indicadores relevantes en el estado de salud y evolución de la enfermedad, como consumo de tabaco, alcohol y drogas, se observa que en la Comunidad fuma el 22,7 por ciento de la población mayor de 15 años, por encima del 22,1 por ciento de España. Esto provoca 101,9 muertes por cada 100.000 habitantes al año, que en el conjunto nacional se eleva a 115,1, vinculas a distintos tipos de cáncer, enfermedades isquémicas, cerebrovasculares y de vías respiratorias.

En cuanto al consumo de alcohol, si el 68,2 por ciento de los mayores de 15 ha bebido en el último año en la Comunidad, en España lo ha hecho el 65,5 por ciento, mientras que en el caso del consumo de cannabis, el porcentaje se cierra con un 7,6 por ciento en Castilla y León, once por ciento en España. En el caso de la cocaína, en el país uno de cada diez individuos de entre 15 y 65 la ha consumido en polvo alguna vez en su vida, y la edad media de inicio de consumo es de 21,1 años. En esta variable no se ofrecen datos autonómicos.

Menor mortalidad

En cuanto al tratamiento de las distintas enfermedades, Castilla y León es la quinta con menor mortalidad por enfermedad cerebrovascular, con una tasa de 22,4 por cada 100.000 habitantes -en España se situá en 25,7-, por detrás de la Comunidad de Madrid (17,5); Baleares y Navarra (21,4) y Cataluña (21,7). A ello se une desde el año 2000 las cifras han ido cayendo, hasta un 48,2 por ciento, un 54,7 por ciento en España. En cuanto a cáncer de mama, los índices también están por debajo de la media, con 8,3 muertes, frente a las 8,7 de España, y muy lejos de autonomías como Cantabria y La Rioja, que con 9,9 y 9,7 muertes son las que presentan una mayor tasa.

Recursos sanitarios

Respecto a los recursos sanitarios, Castilla y León es la autonomía que mejor tasa de profesionales de medicina de familia y pediatría registra en este nivel asistencial, con 1,1 profesionales por cada 1.000 personas, cuando la media del país es de 0,8. También, lidera la tabla en número de enfermeros en Atención Primaria, con 0,9 por cada 1.000 personas, frente al 0,6 de la media nacional.

Aunque su población apenas representa el cinco por ciento de la población española, es la autonomía que dispone de mayor número de centros de este nivel asistencial de todo el país, con 3.669 consultorios locales y 247 centros de salud . Así, ocupa el primer puesto respecto al número de consultorios locales y centros de salud disponibles para la población -161,6 por 100.000 habitantes, muy por encima de los 28,2 de la media nacional-.

A ello se une que Castilla y León es la séptima autonomía que más recursos destina de media por habitante al apartado de salud, con 1.467 euros, por encima de la media nacional de 1.332. Las que más destina son País Vasco (1.669 euros por habitante), Principado de Asturias (1.577) y Extremadura (1.549). Mientras, las que registran menor gasto son Andalucía (1.110), Comunidad de Madrid (1.224) y Baleares (1.291 euros).

En el análisis de gasto en relación al PIB, con datos de 2016, se observa que Castilla y León también está por encima de la media del 5,5, con un 6,5 por ciento, pero lejos

Predicción por la pública

El informe refleja la predilección de los castellanos y leoneses por el sistema sanitario público se pone también de manifiesto con los resultados del citado Barómetro Sanitario 2017. Así, el 77,7 por ciento elegiría un centro público si tuviera que acudir a una consulta de atención primaria, frente al 67,8 por ciento de España, mientras que en el caso de las consultas de atención especializada, un 64 por ciento optaría por la atención en un centro público, también por encima de la media nacional del 54,6 por ciento) En el caso de un ingreso hospitalario, el 79,8 por ciento de los encuestados preferiría hacerlo en uno de los hospitales del sistema sanitario público, antes que en un centro privado, preferencia que en el conjunto nacional se reduce al 66,7 por ciento.