Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

El Papa quita el secreto pontificio en los casos de pederastia

Agencias
-
El Papa quita el secreto pontificio en los casos de pederast - Foto: RICCARDO ANTIMIANI

Francisco ordena revelar las denuncias, procesos y decisiones concernientes a los casos de abusos a menores y endurece las normas para aquellos clérigos que posean material pedófilo

El Papa Francisco ha ordenado eliminar el secreto pontificio en los casos de abusos a menores por parte de miembros del clero, atendiendo así a una de las reivindicaciones de las víctimas de pederastia.

Con la nueva instrucción, que entrará en vigor inmediatamente, no estarán sujetas al secreto pontificio las denuncias, los procesos y decisiones concernientes a esos casos de abusos, según informó hoy el Vaticano.

También se endurecen las normas sobre los casos de pederastia de manera que sea delito "la adquisición, posesión o divulgación, con un fin libidinoso, de imágenes pornográficas de menores de 18 años por parte de un clérigo", y no solo los menores de 14 años como hasta ahora.

Las víctimas de abusos habían pedido insistentemente que se aboliera la práctica de la Iglesia católica de imponer reglas de silencio y confidencialidad en las causas judiciales del Vaticano relacionadas con la pederastia por parte de clérigos, por considerar que se protege a los agresores.

En la nueva instrucción, "sobre la confidencialidad de las causas" se establece claramente que "no puede imponerse ningún vínculo de silencio con respecto a los hechos encausados ni al denunciante, ni a la persona que afirma haber sido perjudicada ni a los testigos".

La nueva instrucción detalla que en estos casos de abusos la información se tratará de manera que se garantice la "seguridad, integridad y confidencialidad" establecidas por el Código de Derecho Canónico para proteger "la buena reputación, la imagen y la privacidad" de las personas implicadas.

Pero se señala que "el secreto de oficio no obsta para el cumplimiento de las obligaciones establecidas en cada lugar por la legislación estatal, incluidas las eventuales obligaciones de denuncia, así como dar curso a las resoluciones ejecutivas de las autoridades judiciales civiles".

Paralelamente, el papa ordena endurecer el delito sobre posesión, adquisición o divulgación de material pornográfico de menores, elevando la edad de estos menores desde los 14 a los 18 años.

Se trata de un cambio en las llamadas Normas de Delitos Graves aprobadas en 2001 durante el pontificado de Juan Pablo II.

Según el documento firmado por el secretario de Estado vaticano, cardenal Pietro Parolin, la nueva instrucción sobre el secreto pontificio fue acordada por el papa el pasado 4 de diciembre.

 

Dimisión del nuncio en Francia

El Papa ha aceptado la dimisión del nuncio apostólico en Francia, el arzobispo Luigi Ventura, que había sido acusado de agresión sexual por parte de dos adultos.

La sala de prensa del Vaticano ha hecho pública la noticia de la renuncia del diplomático si bien no ha entrado en materia y no ha valorado el asunto.

El pasado 8 de julio, el Vaticano le levantó la inmunidad diplomática para que las autoridades pudieran proceder con la investigación por presuntas "agresiones sexuales", según indicó entonces un portavoz del ministerio francés de Relaciones Exteriores. La Fiscalía de París investiga el caso desde febrero.