Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

Sánchez y Torra acuerdan reunirse "lo antes posible"

EFE
-
Sánchez y Torra acuerdan reunirse "lo antes posible" - Foto: David Zorrakino - Europa Press

El candidato a ocupar La Moncloa retoma el contacto con el presidente de la Generalitat y comienza su ronda de llamadas con los máximos mandatarios de las comunidades autónomas prometiendo que su legislatura se basará en el "diálogo territorial"

El candidato a la investidura, Pedro Sánchez, y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, han celebrado este martes su primera conversación en un año y han coincidido en la conveniencia de mantener una reunión en un contexto que el dirigente socialista quiere que sea de diálogo y "distensión territorial".

"Distensión territorial" que el presidente del Gobierno en funciones pretende reflejar con la convocatoria de la Conferencia de Presidentes de las comunidades autónomas, si bien, antes, es indispensable que haya nuevo Ejecutivo, es decir, que haya investidura.

Aún sin fecha, la investidura es el encargo que el rey hizo a Sánchez la semana pasada, tras lo que el líder de los socialistas anunció tres rondas de contactos.

Por un lado, de él con los máximos representantes del PP y de Cs; por otro, de él mismo con los presidentes autonómicos; y por último, de la portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra, con formaciones de índoles independentista, nacionalista y regionalista representadas en el Congreso.

Este lunes Sánchez se vio con Pablo Casado y con Inés Arrimadas, y este martes ha comenzado a hablar por teléfono con los máximos mandatarios de las comunidades autónomas.

 

Disposición a una futuro reunión

El primero en recibir su llamada ha sido el lehendakari, Íñigo Urkullu, con quien ha coincidido en la apuesta por reforzar el marco del diálogo territorial y avanzar en las transferencias de competencias ya pactadas.

A continuación, Sánchez ha hablado con Torra. Han expresado su coincidencia en organizar una reunión, pero el presidente del Gobierno en funciones ha supeditado su celebración a que haya nuevo Ejecutivo, es decir, investidura.

Durante los 15 minutos de conversación, según las fuentes de Moncloa, Sánchez ha mostrado su disposición a verse con el presidente de la Generalitat al igual que hará con el resto de presidentes autonómicos.

Las fuentes de la Generalitat han incidido en que Torra ha recalcado su apuesta por el ejercicio del derecho a la autodeterminación y el fin de "la represión", así como por la libertad de los políticos soberanistas presos.

Sánchez ha respondido que España es "un Estado social y democrático de derecho" y que defiende "plenamente" la independencia de la justicia, han apuntado las fuentes de Moncloa.

Presidencia del Gobierno ha informado por medio de una nota de prensa sobre las conversaciones que ha tenido Sánchez. El leitmotiv: que la legislatura que comience cuanto antes sea la del "diálogo territorial".

Ha descartado la posibilidad de que haya terceras elecciones y, por ello, ha manifestado que la prioridad pasa por lograr la investidura, formar nuevo Gobierno y poner en marcha un proyecto presupuestario que encauce, a su vez, "la agenda territorial".

La Conferencia de Presidentes que quiere organizar todos los años, tal y como establece su reglamento, aprobado en 2017, propiciaría esos objetivos, así como "reducir la tensión territorial", indica Presidencia en su comunicado.

En estos propósitos se incardina, además, la reforma del modelo de financiación autonómica, para lo que el presidente en funciones quiere celebrar reuniones bilaterales.

 

Conversación con Moreno

Así se lo ha transmitido a Urkullu y a Torra, pero también al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. Ambos han abordado la decisión del Ministerio de Hacienda de restringir la capacidad de financiación del Ejecutivo andaluz debido al incumplimiento de los techos de déficit durante ejercicio anterior, con Suana Díaz como presidenta.

De acuerdo con la versión de Moncloa, Sánchez ha explicado a Moreno que esta notificación no es ni mucho menos una intervención, sino "una tutela hasta que se cumplan los objetivos de estabilidad". Las medidas establecidas por el Departamento de María Jesús Montero "no perjudican a Andalucía", ha insistido.

El actual presidente de la Junta, sin embargo, no ha visto "garantías" de que Moncloa quiera revertir dichas medidas.

Las otras conversaciones de la mañana han sido con los presidentes de la Xunta de Galicia y del Gobierno de Cantabria, Alberto Núñez Feijóo y Miguel Ángel Revilla, respectivamente.

Con ambos ha tratado la situación de la "industria electrointensiva" y su intención de poner en marcha el "Estatuto del consumidor electrointensivo".

El gallego ha anunciado, además, que Sánchez le ha transmitido su apuesta por la continuidad de la fábrica de Alcoa en la provincia de Lugo.

También ha hablado con el presidente valenciano, Ximo Puig, que ha trasladado a Sánchez que la "gran prioridad" cuando haya gobierno debe ser reformar la financiación autonómica, así como avanzar hacia "medidas federalizantes".