Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

Una insignia que representa la defensa del sector primario

B.M
-
Una insignia que representa la defensa del sector primario - Foto: Isabel GarcÁ­a

Las jornadas de sanidad y salud animal de Asaja se cerraron con el reconocimiento a Juan José Badiola, que puso en valor la relación «indisoluble» entre ganadería y veterinaria en el medio rural

El cierre de las jornadas de sanidad y salud animal de Asaja sirvió, por una parte, para galardonar a Juan José Badiola con la Insignia de Oro de la organización agraria en 2019, y por otra, para hacer una defensa del medio rural y el sector primario y  poner el acento en sus valores y lo que supone contra el cambio climático.
Y en estos días en los que hablar del clima está tan presente, el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, Jesús Julio Carnero García, quiso hablar preferentemente de cómo el sector agrario y el ganadero no va «ser nunca el problema, sino parte de la solución» ante el cambio climático, porque sirve como «amortiguador» contra este fenómeno y los agricultores y ganaderos se convierten en un referente. Todo porque España es, ante todo, un país agrario y el sector primario contribuye a la sostenibilidad del planeta. Y de no mantenerse (además de lo que supone para la alimentación), la alternativa sería la «desertificación» y los consiguientes problemas medioambientales, sociales, e incluso de «supervivencia», destacó el representante regional.
El consejero aprovechó para felicitar a Juan José Badiola por su reconocimiento, que recogió con agradecimiento y satisfacción, sobre todo «porque viene de los representantes del sector primario», dijo el ‘ganador’ de la Insignia de Oro de Asaja, que recordó su procedencia, de un abuelo ganadero y un padre veterinario. 
Este profesor y veterinario hizo especial referencia a cómo cree «indisoluble» la ganadería y la veterinaria y mostró su confianza en que España siga siendo un país agrario porque, en definitiva, forma parte de nuestra tradición y nuestra historia. «Voy a ser un defensor permanente de los valores del medio rural», aseguró, porque para él despreciarlos es «injusto e inaceptable». Es más, incluso lanzó una pregunta: «¿de dónde vienen los alimentos?». Pues del campo, respondía.
El acto contó con la presencia del presidente de Asaja, Pedro Barato, que también hizo un discurso en favor del campo frente al cambio climático. Porque la lucha «está aquí», en el campo, y siempre teniendo en cuenta que «primero son las personas y luego lo demás»,  y por ello pidió que se le echara una mano al sector vía presupuestos o a través de los impuestos.
Aseguró que si bien es cierto que desde el campo «hay emisiones» también lo es que desde ahí se neutralizan y eso es algo que no quiere que se olvide.
El  acto contó con una importante presencia institucional, con el presidente de la Diputación, Carlos García, que dejó patente el «compromiso de la Junta de Castilla y León y la Diputación con el primer sector» y alabó la labor de Badiola en distintos campos como la investigación.