Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

Ivan Rakitic y el factor humano

Diego Izco
-
Ivan Rakitic y el factor humano - Foto: ALBERT GEA

A la hora de la verdad, los entrenadores prefieren 'hombres' y no 'niños': la experiencia es más que un grado. 'Picar' a Messi siempre fue una idea horrible. La falta de gol del Atlético le aleja de la lucha por el título

El factor humano, o la capacidad que tiene el individuo para aportar a la empresa (el equipo en este caso) lo que se necesita en cada instante con el fin de lograr un objetivo concreto, es lo que ha llevado a Ivan Rakitic de nuevo al primer plano azulgrana. O sea: a la titularidad. Los entrenadores, por norma general, son tipos que prefieren no tocar demasiado y arriesgar aún menos. Las probaturas, con gaseosa y antes de que llegue lo gordo de una temporada. En ese momento, rara vez apuestan por niños y advenedizos: los prefieren hombres, con experiencia, tablas y oficio.  
Valverde, en apenas dos fechas, ha confirmado esta tendencia; primero, porque la sobrepoblación de medios (y el Barça no renunciará al 4-3-3, por lo que solo tres de ellos podrán jugar al mismo tiempo) convierte cada once en un puzzle de compleja resolución. Y segundo, porque aunque Arthur es un pelotero excepcional, Rakitic lo es aún más y tiene muchas más horas de vuelo que el brasileño. Se acerca el clásico y el Txingurri quiere al croata a tope: no hay más secreto.

Cabreado 

«Hay jugadores que viven en una burbuja y no se puede razonar con ellos», remarcó Vicente Moreno, entrenador del Mallorca, tras el duelo del Camp Nou. Apuntaba a Messi, con quien mantuvo un pique en la banda durante el encuentro. Al argentino puedes ponerle marca individual o telaraña colectiva, incluso sacarle del partido negándole la pelota... pero picarle siempre fue una noticia horrible. Tres golazos y 10 más si hubiesen hecho falta. Celebró su sexto Balón de Oro jugando con una rabia inusitada ante un equipo de la zona baja. Estalló la burbuja, por lo visto. 

Sin puntería

En las últimas seis temporadas, el Atlético ha gastado millones y millones en futbolistas ofensivos: Joao Félix, Diego Costa, Gameiro, Carrasco, Morata, Lemar, Kalinic, Vietto, Vitolo, etcétera. Y crece como una mala semilla en el Metropolitano la sensación de que Simeone es un técnico asombroso para exprimir el talento de los defensas, pero que atacar (el gol) es el problema y lo que aleja al Atleti de la Liga.