Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

Calvo: "Es un honor para el PSOE encauzar Cataluña"

Europa Press
-
Calvo: " Es un honor para el PSOE encauzar Cataluña" - Foto: David Zorrakino

La vicepresidenta del Gobierno en funciones ha sostenido que la solución al conflicto se articulará con "realismo y responsabilidad", y ha reivindicado que lo más "revolucionario" es "producir normas democráticamente y cumplirlas"

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha asegurado que para el PSOE es un "honor" ser quien da "los pasos" para encauzar el conflicto catalán, que ha defendido que solo se resolverá con diálogo y razonabilidad, pero ha dicho a ERC que "nadie es más valiente por saltarse las normas".

"Nuestros adversarios piensan que cargamos con una carga grande. Yo lo pienso al revés: tenemos un honor inmenso de ser nosotros los que demos los pasos que nos lleven a una situación, razonable, posible, democrática y legal que dé salida a problemas que se acumulan y que se han acumulado en Cataluña", ha dicho durante su intervención en el XIV congreso del PSC.

Calvo, que ha tomado la palabra antes de que los socialistas catalanes ratificaran por unanimidad el liderazgo de Miquel Iceta, ha sostenido que la solución al conflicto se articulará con "realismo y responsabilidad", y ha reivindicado que lo más "revolucionario" es "producir normas democráticamente y cumplirlas".

"Nadie es más valiente por saltarse las normas", ha advertido la vicepresidenta en funciones.

Se ha mostrado convencida de que las soluciones relativas al "orden territorial" vendrán de la mano de los socialistas y no de la derecha, que les ha "dejado solos con la responsabilidad", ha comentado.

"¿A quién le extraña que dialoguemos? Se lo tiene que mirar. Dialogando, en el marco en el que los parámetros políticos y jurídicos de la democracia nos obligan. En democracia estamos obligados a hablar. Es que lo contrario no es la democracia", ha exclamado.

Y ha deplorado que, "a la derecha que tanto le duele y le importa España", no haya movido "ni un dedo por España desde las elecciones de abril a aquí".

La respuesta a estas críticas de Calvo han llegado directamente del presidente del PP, Pablo Casado, quien ha recalcado que el PSOE ha "perdido su esencia" y está inmerso en una "deriva nacional y anticonstitucional".

Ha subrayado que el PP es la alternativa al PSOE y le ha advertido al candidato a la investidura, Pedro Sánchez, que no espere nada de él en el encuentro del lunes, porque no será su "cómplice".

Casado, que ha asistido a la comida de Navidad del PP de Madrid, ha dicho que le da "un poco de vergüenza ajena" quien gobierna en España y ha subrayado que la "agenda rupturista" de Sánchez pone en peligro el sistema de la transición y el orden constitucional.

Ha avisado de que no van a admitir que "el PSOE diga que España es una nación de naciones y Cataluña es una nación" ni que el conflicto sea político.

 

Iceta elegido por mayoría abssoluta 

El recién reelegido primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha agradecido a la militancia su ratificación en el cargo y ha comenzado el nuevo mandato al frente del partido con un discurso que ha pivotado sobre dos ideas: "recoser el país" y hacerlo desde la Presidencia de la Generalitat, si consigue ganar las elecciones catalanas, un objetivo que los socialistas ven al alcance.

Lo ha dicho en el discurso que ha realizado en el 14 Congreso del PSC después de que la presidenta del cónclave y del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, hiciera oficial su ratificación tras votarlo los 1.069 delegados por unanimidad.

Así, recién ratificado, Iceta se ha comprometido a "construir un edificio donde quepan todos, recomponer la fractura, recoser el país y proporcionarle un Govern que gobierne para las personas concretas".

Ha dicho sentirse "con la fuerza, la experiencia y con la ilusión de llevar de nuevo al PSC a ser la primera fuerza de Cataluña" y ha definido a los socialistas como los representantes del espacio catalanista no independentista, de centro, y centro izquierda sin renunciar a influir en España y Cataluña.

"Mi sueño es que los socialistas podamos ser útiles a las personas actuando desde la administraciones locales, la Generalitat, el Gobierno y la Comisión Europea", ha expresado el líder socialista.

Ha dicho desear que más pronto que tarde se culmine el proceso de investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, y ha adelantado que los socialistas catalanes tendrán un asiento en la mesa del Consejo de Ministros.

Tras conseguir asentar el partido y remontar en las urnas de las últimas elecciones --en las municipales, en las generales y en las europeas--, Iceta avisa de que falta un ámbito más, el que emana de las elecciones catalanes, y ha pedido a los socialistas catalanes prepararse para "competir y ganar acuerdos al servicio de los ciudadanos".

Iceta ha agradecido a las bases su apoyo y ha destacado que identificarse como socialista en Cataluña es, "para decirlo claro, un acto de coraje, porque son víctimas de una actitud beligerante que conforma un clima social asfixiante".

Por eso, ha adelantado que una prioridad como secretario será luchar contra esa situación apostando por el "reencuentro entre los catalanes", y retomar consensos e instituciones donde todos se sientan representados.

"Yo no quiero que nadie tenga que esconder o disimular que es socialista, o sus ideas, sean las que sean.

No aceptaremos que los intolerantes impongan sus ideas por métodos intimidatorios. No aceptaré que quienes se creen poseedores de la verdad nos impongan su dogma a los demás", ha advertido.

 

Independentismo

Ha ironizado que "cuando los más radicales dejen de quemar carreteras, animados por Quim Torra", los socialistas seguirán estando ahí, defendiendo a las personas que no tienen quienes les defiendan de los poderosos.

Ha lamentado que los gobiernos de Artur Mas, Carles Puigdemont y el de Torra dejan como herencia un país "dividido y enfrentado, sin un gobierno que se preocupe de gestionar con solvencia" los problemas de los catalanes.

 

"Libertad por encima de convivencia"

Ha criticado a quienes reivindican la libertad "por encima de la convivencia y no practica ninguna de las dos", y ha asegurado que los socialistas no quieren la independencia sino más y mejor Cataluña.

Así, se ha comprometido a no perder de vista la incertidumbre y la preocupación con la que la sociedad catalana vive el futuro, y a dar seguridad desde la política, aunque reconoce que no hay "solución milagrosa" al conflicto.

"No puedo prometer solución a todos los problemas de Cataluña, pero sí, como presidente de la Generalitat, espero encontrar mecanismos para el diálogo y el pacto con todos los actores", ha dicho y ha reiterado su compromiso con no engañar ni dividir a la sociedad.