Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

El PSOE tacha de "esperpento" un Gobierno que "nace agónico"

SPC
-
Ana Sánchez valora el Gobierno. - Foto: JL Leal (Ical)

Ana Sánchez afirma que los consejeros responden a «egos, intereses personales, cuotas de poder y prebendas»

La secretaria de Organización del Partido Socialista de Castilla y León, Ana Sánchez, calificó ayer de «esperpéntico» el equipo de consejeros presidido por Mañueco y afirmó «responden a egos, intereses personales, cuota de poder, prebendas, chalaneo y pago de pulsos internos».
«La derecha naranja es la respiración asistida de un Gobierno que nace agónico», criticó la dirigente socialista, quien insistió en que «no responde al interés general, sino a las ansias de poder».
«Es un Consejo de Gobierno esperpéntico, que raya el fraude electoral, sin credibilidad y completamente inhabilitado», reiteró.
Ana Sánchez, que valoró el nombramiento de la Junta, vaticinó que «lo que mal empieza mal acaba» y tildó de «obsceno» el «reparto» de ayuntamientos y diputaciones. Asimismo, se preguntó «¿dónde está la Consejería de Desarrollo Rural?».
Asimismo, acusó a Francisco Igea de «malvender» a los castellanos y leoneses por «su bendito sillón» y de no ser consejero de Regeneración, sino de Transparencia y Relaciones con la Unión Europea. «¿Va a reabrir las embajadas en el exterior? ¿Cree que puede desintoxicar también todos los chiringuitos que el PP de Castilla y León tiene montados?», preguntó.
Otra de las críticas efectuadas por la secretaria de Organización fue la escasez de mujeres, lo que calificó de «especialmente indignante». «Me niego. Hay muchas más mujeres en el PP capacitadas para ser consejeras. Herrera presentó un Gobierno paritario. Estamos dando pasos hacia atrás de décadas en el compromiso por la igualdad entre hombres y mujeres», sentenció. «Estoy segura de que Juan Vicente Herrera se lleva hoy las manos a cabeza», consideró.
La dirigente socialista, quien aseguró que Francisco Igea tiene «tragaderas infinitas», comentó que éste pidió para sí la Dirección General de Comunicación, «que ostentará el propio presidente» y auguró «malos tiempos para la libertad y la independencia» de los medios de comunicación en la Comunidad. «Los socialistas volveremos a presentar la Ley de Publicidad Institucional Transparente en las Cortes de Castilla y León.
Por último, Sánchez anunció que el PSOE hará una oposición «leal y responsable» con los ciudadanos y con Castilla y León y «muy dura» con «quienes no están a la altura ni a la dignidad de la gente de nuestra tierra» y concluyó: «Algunos solo han demorado el momento histórico que llegará. No hay vuelta atrás. Los castellanos y leoneses asisten estupefactos a este derroche de desvergüenza, chalaneo y reparto de sillones».
El PSOE registró ayer mismo la comparecencia «inmediata» de todos los consejeros «para que nos cuenten sus previsiones a corto plazo y den respuestas a los problemas que hay sobre la mesa», según informa Ical.

Tudanca

Por otro lado, el secretario autonómico del PSOE y portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Luis Tudanca, cargó ayer en su cuenta de Twitter contra el nuevo Gobierno regional y lamentó que no presenta «ni paridad, ni renovación, ni regeneración... ni palabra».
Un tuit del líder de los socialistas en la Comunidad, advierte, en este sentido, que «mal acabará lo que mal empieza», para sentenciar que «Castilla y León no se merece esto».