Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

La CHD mantiene en alarma 11 estaciones de aforo de 6 ríos

SPC
-
La CHD mantiene en alarma 11 estaciones de aforo de 6 ríos

Los desbordamientos remiten notablemente y mantienen cortadas ya solo tres carreteras de la red secundaria de las provincias de León y Valladolid

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) mantiene a estas horas 11 estaciones de aforo en estado de alarma que corresponden a seis ríos de la Comunidad: Arlanza, Pisuerga, Cea, Duero, Órbigo y Guareña. Además, otros 23 puntos se encuentran en alerta, aunque con una previsión notable de tendencia a la baja en todos casos, a excepción del Duero en Toro y Zamora, donde se registró a lo largo de este lunes la punta de crecida, con 1.560 metros cúbicos por segundo en la localidad toresana, sin causar hasta el momento daños importantes.

Así, la provincia de Zamora es la que recibe y absorbe en esta jornada el agua que procede de numerosos ríos que en los tramos altos de la Comunidad han dejado innumerables daños materiales. En estos momentos, el cauce del Duero atraviesa con fuerza Toro, que está en alarma, al igual que el río Guareña en este mismo municipio, ambos con tendencia al alza.

Además, el propio Duero ya está con línea descendente en Gormaz y Navapalos, en Soria, así como en San Miguel del Pino, en Valladolid, puntos en los que aún se mantiene la alarma. En la misma situación se encuentran, también mejorando, el Pisuerga en Cabezón y en la capital vallisoletana, con cerca de 1.000 metros cúbicos por segundo, con una importante merma respecto a ayer.

No han abandonado la alarma aún, si bien la reducción de caudal es notable, el Arlanza en la estación de aforo de Quintana del Puente (Palencia) y el Esla, en Bretó (Zamora). Tampoco el Órbigo, en Cebrones del Río (León) y Manganeses y Santa Cristina de la Polvorosa (Zamora).

Por último, las inundaciones de los últimos días provocadas por el desbordamiento de ríos, que han remitido notablemente, mantienen cortadas ya solo tres carreteras de la red secundaria de las provincias de León y Valladolid.

En la primer de ellas está cerrada al tráfico la LE-6704, en Bustillo de Cea; por el crecimiento del propio río Cea, mientras en Villaquejida ocurre lo propio con la LE-412, por la avenida del Esla. Igualmente, en Valladolid, la VP-4017 está cortada a la altura de Melgar de Arriba, también a causa del aumento de caudal del Cea, que ya cuenta con tendencia a la baja.