Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

Un gol es suficiente

Área 11
-
Un gol es suficiente - Foto: Ana I. Ramirez

1
Colegios Diocesanos UCAV
0
Villarcayo
Finalizado
El Colegios Diocesanos supo hacer valer el tanto de Héctor Pose al borde del descanso para hacerse con el triunfo ante el Villarcayo y mantener el liderato de la Regional

El Colegios Diocesanos UCAV comenzó el curso con la defensa del liderato de la Regional de Aficionados. Lo hizo con uñas y dientes, ante un siempre complicado Villarcayo y en un partido en el que acabaron con diez.Pero los de José Alberto Fernández Somoza se agarraron al gol de Héctor Pose para seguir en lo más alto de la tabla. Cada victoria, es un paso a Tercera.
Salieron mejor los locales en la primera mitad y gozaron de las primeras ocasiones claras, sobre todo gracias a las jugadas a balón parado. El partido se iría igualando a medida que pasaban los minutos entre ambos equipos pero el Diocesanos supo dar con la tecla en el momento justo del encuentro, al filo del descanso. Pose hacía el 1-0 en el último minuto antes de marcharse a vestuario. Gol importante por el momento en el que llegaba. Lo sabían los jugadores, que hicieron piña en el córner.
Ya en la reanudación los colegiales, con la lección bien aprendida, se hicieron con el ritmo del encuentro, gestionando su ventaja y jugando con el resultado a favor. Su rival intentó sorprender con tres cambios en tres fases distintas de la segunda mitad, pero José Alberto Fernández lo supo gestionar bien, y agotó los cuatro que le correspondían para ir metiendo aire fresco sobre un terreno de juego en el que acabarían jugando con 10 cuando Fer veía la segunda amarilla.  
Ya en los últimos minutos el ritmo del choque bajó bastante y el juego duro se intensificó. Las tarjetas y las jugadas a balón parado cogieron protagonismo en un duelo que no iba a tener más goles.