scorecardresearch
Ignacio Fernández

Ignacio Fernández

Periodista


Galenos

17/11/2022

El severo problema del que adolece la asistencia primaria no es sólo es un españolísimo fallo de estrategia; lo es, sobre todo de táctica. Cualquier político juntaletras puede redactar un documento titulado (verbigracia) «Plan riojano para la mejora de la asistencia sanitaria». Pero tácticamente es dudoso que una entidad administrativa del tamaño de La Rioja esté en condiciones de llevarla a buen puerto.
Vuelta a la burra al trigo: que si hay problemas por la falta de médicos, que si las listas de espera, que si la consulta presencial o por videollamada, que si te duele un hueso el día de la comunión del niño y te dan cita para cuando el obispo le confirme…. Todo esto está muy bien, pero tengo la impresión de que seguimos de espaldas del auténtico problema.
Curar es cuestión de tres cosas: dinero, dinero y dinero. Con él se consiguen más médicos y pagarles mejor. Con él se dota de infraestructuras más abundantes y modernas a la población. Con presupuesto se mejora la universidad y se incrementa el número de alumnos admitidos por mayor disponibilidad de plazas.
¿Entonces? Pues entonces la pregunta es: ¿cuándo nos daremos cuenta de que un problema nacional requiere una táctica nacional, con presupuesto en nacional a lo grande, exenta de las disputas políticas pequeñas nacidas de los tribalismos regionales, un plan hecho sinceramente para servir al usuario y no sólo al partidario? Con estándares de calidad comunes y garantistas y sobre todo, financiado prioritariamente, por encima de otros gastos menos útiles pero más rutilantes. El sistema sanitario de la España de las Autonomías empieza a hacer aguas y o nos convertimos en unidad de destino en lo asistencial o seguiremos en la inopia del análisis menudo, coyuntural y partidista. A ver si en esto nos hacemos adultos de una puñetera vez, que nos va la salud en ello.