ENTRE HOY Y MAÑANA

Juan Manuel Pérez

Periodista


La vieja nueva política

20/03/2021

La nueva política estuvo a punto de asaltar los cielos después de engañar a millones de incautos con el discurso de que sus actores iban a ser diferentes de los que habíamos conocido y que tanto daño estaban haciendo a la democracia. No tenían apego a los sillones, pregonaban campanudos en sus mítines. Ni a las prebendas. Ni a las puertas giratorias. Ni a los dedazos. Ni a los caprichos del líder… No ha tenido que pasar demasiado tiempo para descubrir que la obsolescencia programada les ha llegado de forma prematura. Y por desgracia, venían sin ningún tipo de garantía.
Estas dos últimas semanas han abierto ojos y cerrado esperanzas en la política patria. La regeneración no era más que una patraña que solo ha servido para abarrotar las instituciones de mediocres y logreros. El caso de Murcia es el paradigma de la peor política. Comenzó con unos diputados renegando de un pacto para justificar su nueva estrategia. Continuó con tres de esos diputados dejándose comprar a cambio de un puesto en el gobierno regional. Finalizó con el fracaso de una moción a la que se opusieron otros tres parlamentarios que en su día renegaron del partido por el que fueron elegidos y que ahora pueden encontrar también acomodo en la administración murciana. Todo muy aseadito.
En Castilla y León, de momento, no hemos llegado a ver semejante trasiego de chaquetas y cargos, pero todavía no está dicha la última palabra sobre lo qué ocurrirá el lunes en la histórica moción de censura que ha presentado el PSOE contra Alfonso Fernández Mañueco. Al menos la sesión se va a dirimir en una sola jornada y no hará falta pagar dos o tres días de dietas a los procuradores. En las últimas semanas, los parlamentarios de Ciudadanos -12, como los apóstoles-, han negado a Tudanca más veces que San Pedro a Jesús. Veremos cómo termina esta otra pasión, que llega en vísperas de una Semana Santa sin procesiones pero con torrijas.