Teoremas y conjeturas

Jorge Pato


Y aquí no pasa nada

05/10/2020

Viendo cómo ha transcurrido el verano y los diferentes acontecimientos con los que este periodo nos ha sorprendido, cuesta decidir cómo abordar una nueva temporada de esta columna de opinión.
Está claro que si algo ha caracterizado estos meses es el uso de la mentira, que busca el aborregamiento y la anulación de la libre formación de una opinión en la población. Y aquí no pasa nada. 
Revisando el hilo temporal de los acontecimientos, el coronavirus lleva presente en nuestras vidas desde el  mes de noviembre del año pasado, empezó a golpear en nuestro país desde febrero, a pesar de que tanto Illa como Fernando Simón dijesen que no iba a haber más que un par de casos en nuestro país. Pues increíblemente a día de hoy no sabemos la cifra real de muertos en nuestro país, algo que solo ocurre en España y gracias a la gestión de la pandemia que están haciendo el PSOE/Podemos. Se nos engaña y trata de poner como distracción las cifras de otros países, sobre todo de Estados Unidos, hablando en cifras absolutas de fallecidos, pero para saber la incidencia real de la pandemia el cálculo tiene que ser en proporción al número de habitantes. Si hacemos el cálculo en muertos por cada cien mil habitantes, en Estados Unidos son 67, en España con la cifra manipulada por el Gobierno 68 y con la cifra que dan las funerarias y registros civiles (53.000 muertos) la incidencia es de 112. Lo que nos coloca en el primer puesto a nivel mundial. Pero aquí no pasa nada y la anestesia mediática gestada por Iván Redondo -pagada por todos- sigue funcionando. 
Dejando la pandemia a un lado, tema principal de nuestras vidas tanto por sus consecuencias sanitarias como económicas, tenemos la campaña de acoso y derribo contra el orden constitucional y las instituciones. Malo es que todo el Gobierno, tanto socialistas como podemitas, quieran enterrar la Transición, desmantelar la Constitución y estén buscando la manera de embarcar a España en un cambio de régimen hacia la República (peligroso viaje que siempre ha acabado con derramamiento de sangre), pero es mucho peor que vayan a conseguir todo esto negociando con los golpistas catalanes que van a poner en la calle en dos días, los independentistas vascos que se enriquecen a costa de empobrecernos el resto de España y los etarras de Bildu que con tiros en la nuca, extorsión, secuestros y coches bomba sembraron con terror y cadáveres el día a día de nuestro país. Ministros insultando al Rey, el Gobierno de Su Majestad ninguneándole, diputados catalanes faltando al respeto al Jefe del Estado sin que la catalana Presidenta del Congreso tome medidas. Y aquí no pasa nada.
España necesita dejar de estar gobernada por aquellos que buscan su destrucción, por desgracia los números del Congreso son claros, de nada vale una moción de censura que no vaya a prosperar, lo que hace falta es lo único que sabemos que es imposible que pase. Que el PSOE vuelva a ser el partido que fue, defienda la Transición, la Constitución y las instituciones, todo ello para anteponer el interés general antes que el partidista. España bien vale una gran coalición nacional y no un acuerdo con toda la escoria antiespañola para ir día a día dando pasos para ser Venezuela.