ENTRE HOY Y MAÑANA

Juan Manuel Pérez

Periodista


Europa pierde crédito

17/04/2021

La imagen es de hace unos cuantos días, pero habrá que reconocer que el desprecio al que sometió Erdogan a la presidenta de la Comisión Europea ha dejado en evidencia el descrédito en el que han caído las autoridades comunitarias en los últimos tiempos. El pazguato de Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, ha esperado hasta esta semana para disculparse ante Ursula von der Leyen por haber aceptado sin avergonzarse la silla que le cedía el presidente turco a su vera mientras despreciaba a la política alemana sentándola en un lejano sofá. La escena del sofagate no es una anécdota o un fallo de protocolo. Es una desconsideración en toda regla, que contó con la complicidad de un político belga incapaz de reaccionar y sacar la cara por su colega. Antes que Ursula, Borrel ya había sufrido el desprecio, en este caso del ministro de exteriores ruso, en una comparecencia de prensa conjunta.
No está saliendo tampoco bien parado el proyecto europeo con la estrategia de vacunación de sus ciudadanos. Miramos con envidia como avanza la inoculación de vacunas entre la población de países a los que, desde nuestro estúpido eurocentrismo, hacemos de menos, mientras en el Viejo Continente estamos desnortados por los continuos cambios de criterio de las autoridades políticas y sanitarias. Los cursis dirán que la UE necesita una refundación que permita a los europeos recuperar la ilusión primigenia que llevó al borrado de fronteras y de una historia de odios entre países vecinos. Los realistas mirarán a los británicos y a esos defensores del Brexit que se están cargando de nuevas razones tras los últimos fiascos de Bruselas. Dirán que Europa no se sigue construyendo solo con el maná de los fondos que llegan de Alemania y los países frugales. El mundo está cambiando sus equilibrios geoestratégicos y los 27 socios de la Unión deben reflexionar sobre el porvenir de un club que más parece de burócratas que de ciudadanos.