ENTRE HOY Y MAÑANA

Juan Manuel Pérez

Periodista


Otegi, ministro

14/11/2020

Ahora que Bildu se ha comprometido con los Presupuestos Generales del Estado, y que el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, sitúa a los herederos de Batasuna «en la dirección del Estado», no estaría de más que su compañero de gabinete Pedro Sánchez le diera a Otegi alguna silla en el Consejo de Ministros. Son muchas las carteras que podría ocupar el antiguo dirigente terrorista. La de Justicia podría resultar un exceso, pero no así la de Interior, ahora que Grande-Marlaska está tan empequeñecido. Hay otros ministerios de cuyos responsables nada sabemos. El de Universidades se pasa el día haciendo pellas. El de Política Territorial y Función Pública está en manos de Carolina Darías, y ya me dirán ustedes qué puede decir una política llegada de las islas afortunadas sobre la organización territorial del Estado frente a los argumentos que puede aportar un gudari del MLNV. A la de Exteriores, González-Laya, apenas le ponemos cara, mientras que a Arnaldo le conocemos de sobra, aquí y más allá de nuestras fronteras; es decir, que no desentonaría liderando la diplomacia de esta nueva España plurinacional.
La que está perdiendo casi todas las opciones de ocupar algún día uno de esos sillones de la Moncloa es Inés Arrimadas, una vez que la estrategia de Iglesias ha logrado borrar de la suma de los presupuestos a Ciudadanos. En el partido naranja andan estos días sobreexcitados porque ERC y Bildu les han madrugado unas cuantas concesiones del Ejecutivo y ellos solo han sufrido el desprecio de la facción morada del gobierno de coalición.
El Ejecutivo no ha cumplido un año, pero ya ha quedado claro quién manda. El secretario general de Podemos está definiendo la estrategia y el partido de Sánchez ha quedado para obedecer. De los barones territoriales socialistas ya solo se esperan ocurrencias, porque eso es lo de las ganas de vomitar del presidente de Extremadura por el pacto del PSOE con los herederos políticos de ETA, una ocurrencia, sin más.