scorecardresearch
José Manuel Maíz

La bombonera

José Manuel Maíz


Un verano para recargar pilas

07/07/2022

Próximos a acabar el 'curso' e iniciar las vacaciones, queda la sensación de que va a ser un verano en el que será necesario cargar abundantemente las pilas para hacer frente a lo que viene por delante.
Desde el punto de vista político, durante las dos últimas semanas ya se ha empezado vislumbrar lo que puede ocurrir los próximos meses. La presencia de la secretaria de Organización del PSOE de Castilla y León, Ana Sánchez, en mitad de la crisis que ha surgido en el seno de la formación socialista con la expulsión de cinco de sus ocho diputados provinciales, y del presidente del PP de Castilla y León, y de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, vinieron a anunciar la puesta en marcha de la maquinaria electoral para las municipales del próximo año.
Menos de un año queda para ese momento, con lo que todo apunta a que el verano será un momento de impás y a la vuelta del mismo se disparará la actividad para empezar a configurar listas. Será un paso más dentro del proceso en el que ya se encuentran imbuidas la mayor parte de las formaciones políticas, que tienen puesta la mirada en esa cita y ya se están produciendo los primeros movimientos. De hecho toda la maquinaria de contratación institucional se ha acelerado en los últimos meses y las licitaciones y adjudicaciones se suceden como no lo habían hecho anteriormente, también de la mano de la llegada de los fondos europeos Next Generation.
No obstante, esa activación política se puede ver seriamente alterada en buena medida por las secuelas que deje esa desaceleración económica que empieza a dar ya notables síntomas. Y es que aunque las contrataciones laborales siguen manteniendo el pulso, y en el caso de Ávila se acumulan cinco meses seguidos de descenso en las cifras de desempleados (situándose en estos momentos en 9.142 parados), la escalada de precios sin tregua puede llegar a causar un auténtico terremoto el próximo año. Ahora son los  precios de los carburantes y de la energía los que están en unos niveles cada vez más difíciles de asumir, pero su efecto pronto se trasladará a otros productos y servicios de primera necesidad, y no será fácil soportar esa presión, que ya está tocando a muchas familias.
Y puestos a manejar situaciones que generan incertidumbre, se suma ese 'compañero de viaje' que desde marzo de 2020 se han instalado en nuestras vidas, el covid, que sigue dejando un reguero de fallecidos y de hospitalizados.
Por más que queramos normalizar nuestras actividades, retomando celebraciones, actos sociales y desprendiéndonos de la mascarilla, continuamente tenemos conocimiento de familiares, compañeros y amigos que dan positivo. Bien es cierto que en muchos casos los síntomas son leves, pero no quita que en otros se complique. Por eso, ante esta situación en la que, una vez más, los más perjudicados son los más vulnerables, debemos seguir siendo prudentes y respetuosos, y conscientes de que esta pandemia no está superada totalmente.
Lo dicho, pasemos el verano lo mejor que podamos (sin incendios ni sucesos), y tomemos fuerzas para un otoño que se presume caliente y que será la antesala de un 2023 que se presenta especialmente duro, intenso y lleno de incertidumbres.