TIEMPO MUERTO

Diego Izco

Periodista especializado en información deportiva


Villanos

24/09/2020

El delantero falla una, falla otra, falla una tercera clamorosa y una cuarta bastante evidente para él, jugador de elite al que se le supone cierta puntería porque lleva el 'nueve' y cobra una millonada… pero si mete la quinta, será el héroe del partido y la portada del día siguiente. El portero falla una: ya tenemos villano.

Ese 'plus de peligrosidad' no existe en los contratos de algunos porteros, pero otros sí lo llevan prorrateado en la nómina: algunos entrenadores resolvieron la ecuación pronto y se percataron de que invertir fuerte en arqueros era tan necesario como hacerlo en atacantes, que evitar goles era prácticamente tan importante como marcarlos. Y de la Premier League salen los porteros mejor pagados de la historia: De Gea se levanta 11,5 millones de euros anuales, Allisson cobra 100.000 euros semanales, Ederson unos seis millones por temporada… y Kepa Arrizabalaga, a 175.000 euros por semana, o sea, más de nueve 'kilos' por curso. Y claro, si los porteros siempre fueron los villanos, cobrando ese 'plus' sus fallos resultan ahora más grotescos: son los errores de siempre, pero existe un 'invento' en la cabeza de ciertos aficionados, puede que también de ciertos dirigentes, que consiste en creer que el portero caro ya no falla…

Kepa está en un brete. El muchacho de los 80 millones, el portero más caro de la historia, va de error en error. Y cada uno pesa más que el anterior, porque se va acumulando presión, y cada cesión suavecita y blanda lleva un 'runrún' al graderío. Y llega el momento en que incluso el propio aficionado espera otro fallo grotesco para convertir al personaje en un muñeco de trapo al que sacudir. Supongo que lo de Kepa, también suplente en España, no tiene solución: 100 paradones después (más 100 fallos del 'nueve'), la gente estará deseando reírse de un nuevo error.