ENTRE HOY Y MAÑANA

Juan Manuel Pérez

Periodista


Entre vacunas y campaña

10/04/2021

Pues va a ser verdad que las elecciones madrileñas son milagreras. Primero lograron que se fuera del gobierno Pablo Iglesias. Ahora han conseguido que el estado de alarma se levante el 9 de mayo y que el presidente del Gobierno anuncie un arreón en la vacunación masiva para conseguir que en verano esté inmunizado el 70 por ciento de la población. No hay nada como poner a un político el cebo de una urna en el horizonte para que comience a parir promesas y tomar decisiones. Seguro que no es ajena la campaña que se avecina al cambio de criterio de Sanidad respecto a las mascarillas y los espacios libres. Aprovechando la indolencia generalizada, el Ministerio pretendía obligarnos a llevar tapabocas en playas, piscinas, ríos, lagos o pantanos, aunque tuviésemos al prójimo a un kilómetro de distancia.
El problema es que los planes, que diría Tyson, salen bien hasta que recibes el primer guantazo. Y esta semana se han repartido como panes. El más sonado lo hemos recibido todos por el caos generado con las vacunas de AstraZeneca. Las sospechas que rodean a las dosis inoculadas de la farmacéutica anglosueca pueden dar al traste con las optimistas previsiones de Pedro Sánchez de cara al estío. Y al inquilino de la Moncloa se le pueden amotinar las comunidades si ven que sigue fallando la llegada de viales.
También se repartieron, guantazos digo, en Vallecas, durante el mitin de Vox que pretendieron reventar a base de pedradas un grupo de radicales. Desde que Díaz Ayuso anunció la convocatoria de elecciones y tras la sorprendente irrupción en la cita del líder de Podemos se puso de manifiesto que la campaña no iba a ser propicia para aquellos a los que les tiemblen las piernas. Se avecinan mítines con más bilis que propuestas. El extremismo ha ganado la partida y el odio patrio se regodea entre un grupo de políticos empeñados en desprestigiar la democracia.