Un guiño a lo nuestro

Soraya García


Carta a los Reyes Magos

05/01/2021

Queridos Reyes Magos:  Ha sido un año duro. Tremendamente duro. Bien lo sabréis porque seguro que ya os lo habrán dicho muchos niños… Porque ellos, los más pequeños, también lo han pasado mal estos últimos meses. Pero nos han dado una gran lección. Con su inocencia han afrontado esta pandemia de la mejor forma. No se han quejado de nada y encima han sido, en muchos aspectos, los más perjudicados en toda esta situación.  Estuvieron meses encerrados sin rechistar… Les dejaron salir una hora y exprimieron al máximo esos pequeños paseos. Les cerraron las zonas de juego, aún siguen clausuradas, y ahí están, disfrutando de muchas otras maneras sin acercarse a los columpios. Les dijeron que tendrían que cumplir un protocolo para volver al colegio y no lo han podido hacer mejor. Y ahora que estamos a la espera de esta noche, la más mágica para ellos, solo pido que vosotros, los Reyes Magos estéis a la altura para devolverles lo que se merecen.  
No hace falta que les agasajéis con muchos regalos, ellos se conforman con que acertéis en alguno de su lista. Porque son más listos que nosotros… Mucho más. Y son felices con mucho menos de lo que pensamos. Nos lo están demostrando desde que comenzó esta pandemia.  
Este año no tendrán la oportunidad de veros por las calles de Ávila, pero sí se están acercando al Centro de Congresos y Exposiciones Lienzo Norte para saludaros desde la distancia de seguridad oportuna. A pesar de la mascarilla, espero que estéis apreciando cada una de esas pequeñas miradas que se iluminan cuando os ven. Y aunque este año la carta no os la hayan podido dar en mano, os la han hecho llegar de mil maneras: por correo, email e incluso por WhatsApp. Es lo que tiene cumplir con las distancias de seguridad en estos tiempos de Covid.  
En mi caso, me he tomado la licencia de haceros llegar esta carta a través de esta pequeña ventana de Diario de Ávila. Espero tengáis un momento para leerla. Y creedme, aunque parezca un poco extensa, no pido nada para mí, prefiero que os centréis en sacar una sonrisa a aquellos que se están dejando la piel para frenar este devastador virus. Os hablo de los sanitarios que continúan al pie del cañón, de los cuerpos de seguridad que siguen velando por el cumplimiento de las restricciones, de los trabajadores de los supermercados y pequeños comercios que nos abastecen de alimentos y productos de primera necesidad, de los profesores que están impartiendo clases con ganas de sacar el curso adelante, de los opositores que no han parado de estudiar con la mirada puesta en conseguir una plaza en la administración pública, de los hosteleros que luchan para que su negocio no se hunda y de otros muchos sectores que siguen haciendo frente a las consecuencias que está dejando a su paso la Covid.  
  Y si podéis, por favor, no os olvidéis de nuestros mayores. Para ellos ver a los suyos es el mayor de los regalos, y eso solo será cien por cien seguro cuando haya una inmunidad comunitaria. Y sí, la vacunación ya ha comenzado, pero todo requiere tiempo, lo sé.  
No quiero extenderme mucho más porque tenéis mucho que preparar para llegar a tiempo a la casa de todos los abulenses. No os olvidéis que al próximo año queremos veros como se merece, con una gran cabalgata para recuperar la magia al completo. Y si tenéis que repartir carbón a alguien, sois libres de dejárselo a quien consideréis oportuno.   
Por último, recordad que en cada casa os dejarán un manjar al que no podréis decir que no… Qué listos son los más pequeños, ¿verdad? Que su inocencia nos haga sentir esta noche como ellos la sienten. Sintámonos todos un poco niños y aprendamos de ellos a hacer frente a lo que nos queda de pandemia con responsabilidad, valentía y fuerza. Feliz noche de Reyes a todos y Feliz Año. Que este 2021 que ya hemos comenzado sea mejor para todos y podamos recuperar algunas cosas que el 2020 nos ha arrebatado.