Lo social

Pilar Álvarez


Conciencia social...

21/11/2020

«Ser humano es también un deber». Atributos como el amor al prójimo, la compasión, la solidaridad… rasgos propios de las personas muy humanas, es decir, aquellas que han saboreado la leche humana, el compromiso social colectivo, tanto con las instituciones como con los colectivos minoritarios de servicio a su alcance…, en definitiva compromiso social, un deber moral y de conciencia, nacemos humanos pero esto no basta, tenemos también que llegar a serlo.
 Podemos fracasar en el intento, o rechazar la ocasión misma de intentarlo. De qué manera desde las diferentes disciplinas podemos intervenir para promover cambios y mantener valores fundamentales de la condición humana, con el fin de estimular un acercamiento a las organizaciones, tanto en las humanidades como también en las ciencias sociales, para aunar esfuerzos y poder ofrecer mejores interpretaciones de los significados que se construyen en la interacción de responsabilidad y compromiso social. Levantar el interés por el bienestar de la comunidad, por aquello que le reporta conocimiento, entretenimiento, en distintas áreas, como también el contacto con el otro, tan necesaria para sentirse parte del entorno donde vive. Para poder decir que nuestro colectivo posee una preocupación de conciencia social.
Esta actitud no nace con las personas sino que se afianza cuando descubren que los problemas sociales afectan a sus vidas, y las de los demás. «La pasividad mata lo social en las personas», constituyen un serio obstáculo para el progreso social, y cómo no, de una comunidad minoritaria también. El compromiso social consiste en involucrase voluntariamente, profundamente, sin sentir la diferencia ni el individualismo, invertir su tiempo y sus capacidades en el bienestar de sus semejantes, como también de su entorno, con el fin de forjar un orden más justo, más solidario, despertando en las personas la inquietud por el bien común.
¿Estamos preparados para tomar el lugar que nos corresponde en la gran trama social? ¿Estamos conscientes de todo lo que implicaría nuestro trabajo por una sociedad en conjunto? ¿Cómo hemos asumido nuestra responsabilidad ante nuestro entorno? ¿Ante las prestaciones de las que disfrutamos? ¿Qué estamos haciendo para responder a estas interrogantes de compromiso social?
Tocar el tema de compromiso social requiere también un análisis. ¿Por qué cuando tratas de hacer el bien a los demás, a veces sufres? ¿Hay que prepararse para afrontar esa respuesta? Es importante para lograr el buen resultado que todo el conjunto de los distintos colectivos donde el compromiso  que se ejerce con voluntariedad sin remuneración, «todos miremos en la misma dirección». Sin quebrantar intereses personalizados, ni protagonismo personal. Un trabajo de compromiso social requiere entender que nada es propio, sino colectivo por un bien común.