scorecardresearch

Se intensifica la vigilancia sobre drogas en lugares públicos

M.E
-

Fruto de esta actuación preventiva el viernes se detuvo a un varón por un presunto delito contra la salud pública, después de presenciar una supuesta venta de droga a unos jóvenes e intervenirle hachís y cocaína

Se intensifica la vigilancia sobre drogas en lugares públicos - Foto: David Castro

La Policía Nacional intensifica en Ávila la vigilancia del consumo y venta de drogas en lugares públicos, dentro del Operativo de Respuesta Policial al tráfico minorista y consumo de drogas en locales de ocio y zonas de diversión. Según se informa desde la Comisaría Provincial de Ávila, en este marco se procedió el pasado viernes a la detención de un varón por un presunto delito contra la salud pública.

La actuación policial se enmarca en un plan preventivo, destinado a incrementar la vigilancia de la venta de estupefacientes a pequeña escala, así como la prevención del consumo en lugares públicos, haciendo hincapié en las zonas de la capital abulense con mayor afluencia de gente y sus espacios de ocio. Por ese motivo, y teniendo conocimiento de aquellos lugares de la ciudad donde se producen concentraciones de personas con esa finalidad, agentes del Grupo Operativo de Respuesta, pertenecientes a la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Ávila, detuvieron hace unos días a un varón como presunto autor de un delito contra la salud pública, al intervenirle en ese momento hachís y cocaína entre su ropa.

La detención se produjo en la zona norte de Ávila, en la plaza de San Francisco, fruto del Operativo Especial de Vigilancia del consumo de drogas en lugares públicos. Las labores de vigilancia policial permitieron observar cómo se acercaban al detenido otros jóvenes, a quienes les hacían entrega de la sustancia a cambio de dinero. Fruto de estos hechos se procedió a identificar a los compradores y a intervenirles las sustancias adquiridas,  proponiéndoles para sanción por infracción grave a lo dispuesto en la Ley Orgánica 4/ 2015. En base a estos indicios, se detuvo a la persona que había sido observada vendiendo dichas sustancias por un delito contra la salud pública y se le intervino la droga que en ese momento se encontraba en su poder (hachís y cocaína), así como parte del dinero obtenido por la venta de las citadas sustancias.

Sanciones

El consumo o la tenencia de drogas toxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas en lugares, vías establecimientos públicos o transportes colectivos es una infracción grave de las tipificadas en la Ley Orgánica 4/2015 de Protección de la Seguridad Ciudadana, y lleva aparejado una sanción con cuantía económica de un mínimo de 601 euros. Cuando esas sustancias están destinadas al tráfico estaríamos hablando de un delito de los recogidos en el Capítulo III del Código Penal, 'e los delitos contra la Salud Publica', que puede acarrear penas de multa de seis a doce meses, pena de prisión de uno a cuatro años e inhabilitación para la industria, oficio, profesión o comercio por un tiempo de tres a seis años