El grupo VIII de Tercera, en manos de la RFEF

A.S.G.
-
El grupo VIII de Tercera, en manos de la RFEF

Ante el intento de inclusión del Real Burgos en la competición, la Real Federación Española de Fútbol desautoriza a la Federación de Castilla y León y asume «de manera directa» la organización de la competición

La Real FederaciónEspañola de Fútbol ha tomado la decisión de asumir la gestión, desarrollo y organización del Grupo VIII de Tercera División, en el que se encuentran el Real Ávila y la Cultural Deportiva Cebrereña, desautorizando a la Federación de Castilla y León de Fútbol tras el intento de esta última de dar cumplimiento al requerimiento del Juzgado de Primera Instancia de Valladolid, que desde el pasado mes de agosto solicitó como medida cautelar la inclusión del Real Burgos en el grupo VIIIde Tercera. Un requerimiento que había vuelto a producirse desde instancias judiciales bajo aviso de incurrir en delito contra la Administración de Justicia y desobediencia a la Autoridad Judicial.
Nuevo capítulo, «y no será el último», señalan con pesar desde el fútbol abulense, en una polémica que arrancaba el pasado verano y que a las puertas de culminar la primera vuelta del campeonato –este fin de semana se celebra la jornada 19ª– vive un nuevo episodio. Y en este caso sube la ‘apuesta’ la RFEF, que ya en su momento (a 48 horas de comenzar la temporada 2018-2019) paró el intento de la FCYLF de dar cumplimiento a las medidas cautelares dictaminadas por el Juzgado de Primera Instancia de Valladolid y en las que se reclamaba «el mantenimiento e inscripción del Real Burgos en el grupo VIII de Tercera División, incluyéndole a la hora de elaborar y conformar el grupo y el calendario de la competición». Ya entonces desde la RFEFse pararon recordando que las competencias sobre la Tercera División –composición, conformación de los grupos y sus calendarios– eran suyas. Ahora, y ante el nuevo intento de la Federación de Castilla y León de Fútbol por incluir al Real Burgos en la competición ha tenido una respuesta mucho más contundente.
«Al albor de los últimos acontecimientos –el nuevo intento de incluir al Real Burgos en el grupo VIII– no se dan las circunstancias para que la Federación de Castilla y León pueda seguir colaborando con la RFEF en la gestión de los aspectos logísticos de la organización y le comunica que, a partir de esta misma fecha –miércoles 19 de diciembre– la RFEF desarrollará de manera directa y sin ninguna colaboración por parte de su organización la organización del Grupo VIII de Tercera División» señalan en el burofax enviado a la federación regional.
Desacredita y desautoriza así la RealFederaciónEspañola de Fútbol a la federación que dirige Marcelino Maté por la gestión de la crisis provocada por la readmisión del Real Burgos en el grupo VIII de Tercera, un problema que colea desde el pasado verano.
Sin embargo es clave para entender este movimiento de la RFEFque si bien el Juzgado de Primera Instancia de Valladolid sí se pronunció a favor de aplicar las medidas cautelares reclamadas por el Real Burgos, no hizo lo mismo el Juzgado de Primera Instancia de Majadahonda cuando las mismas fueron solicitadas por el Real Burgos en este caso demandándoselas a la RFEF. De esta forma, fuentes consultadas por Diario de Ávila consideran que teniendo en cuenta este hecho y «encargándose la Federación Española» a partir de ahora de la competición «se acabaron las historias con el Real Burgos».
Una medida cuyos efectos no deberían plasmarse en el plano deportivo. Y es que las intenciones de la Real Federación Española de Fútbol, como así demostraron el pasado mes de agosto, pasan por mantener la competición en 20 equipos, evitando la inclusión del Real Burgos. No obstante este traslado de competencias afectará al plano de las designaciones arbitrales así como a las competencias del Juez Disciplinario, que pasará a ser el propio de la RFEF.Por otra parte la web de la Federación de Castilla y León de Fútbol dejará de informar de todo lo relativo a la Tercera División.