scorecardresearch

Un convenio para impulsar la industria agroalimentaria

E.C.B
-

El Ayuntamiento de Ávila y Avilagro sellan un acuerdo de colaboración, dotado con 15.000 euros, para generar empleo y oportunidades en el sector agroalimentaria, que ha sufrido una caída media del 30% en su facturación durante esta crisis

Un convenio para impulsar la industria agroalimentaria

El Ayuntamiento de Ávila ha firmado este miércoles un convenio de colaboración con Avilagro, asociación creada en diciembre de 2018 que agrupa a empresarios abulenses de la industria agroalimentaria, que busca impulsar un sector calificado por el alcalde, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, como “muy importante, pues crea empleo y oportunidades”. El acuerdo, dotado económicamente con 15.000 euros, permitirá generar empleo directo y y capacidad de crecimiento a este colectivo empresarial que en su primer año ya contaba con 50 socios que representaban más del 20% de la producción agroindustrial de Ávila.

Para Sánchez Cabrera, que estuvo acompañado por la teniente de alcalde Sonsoles Prieto, “el cooperativismo es fundamental, pues se crean marcos de intercambio de conocimiento, ideas y proyectos entre las empresas” y por eso destacó que “este convenio es importante para el Ayuntamiento en el marco de la creación de empleo, para que en Ávila se puedan seguir transformando materias primas”. “Apostando por Avilagro apostamos por el empleo”, afirmó, al tiempo que remarcó la “profesionalización” de esta organización “formada por personas comprometidas con el sector agroindustrial”.

Por su parte, la presidenta de Avilagro, Isabel López Resina, destacó el compromiso de Sánchez Cabrera con este proyecto porque “sabe que la industria agroalimentaria tiene un gran potencial”. “Aspiramos a ser grandes, con gente profesionalizada que trabaja con altruismo para impulsar este sector”, comentó López Resina, para quien Ávila “necesita otro motor de crecimiento, además del turismo, y la producción industrial y agroalimentaria es fundamental en ese sentido”. También aclaró la presidenta de Avilagro, acompañada en esta ocasión por el secretario de la asociación, José Carlos Álvarez, que la idea es “no vivir de las subvenciones, sino de los servicios que aportamos, y de hecho el 80% de nuestros ingresos provienen de recursos propios”.

Respecto a la situación originada por la crisis sanitaria de la covid-19, Isabel López Resina explicó que durante el estado de alarma “se vieron afectados socios de cárnico y porcino por la paralización de la hostelería, pero tienen grandes productos de alta fidelización y en cuanto la hostelería ha comenzado a abrir, todos están recuperando su negocio”. No obstante, cifró en un 30% la caída media de la facturación en las empresas de este sector, aunque no tiene conocimiento del cierre de empresas.

Y sobre el futuro próximo, indicó que “la recuperación será más lenta de lo que nos gustaría y los modelos de negocio tendrán que cambiar hacia la digitalización, la profesionalización y la diversificación”.

También habló de la importancia del Plan Terrotorial de Fomento para Ávila, para afirmar que “estamos muy orgullosos porque se nos pidió desde la Dirección General de Industria Agroalimentaria el estudio de industria agroalimentaria que elaboramos el año pasado, que ha servido para nutrir el plan, con cuestiones como el Centro de Transferencia de Conocimiento que es algo en lo que creemos profundamente porque puede ser un antes y un después para la industria agroalimentaria de Ávila. Esperamos que haya altura de miras y que Ávila sea la prioridad, al margen de intereses partidistas”.