scorecardresearch

La Serrecilla rinde honores a la Virgen de Sonsoles

E.C.B
-

Con la llegada del mes de octubre comenzaron las celebraciones en el santuario, la primera de los pueblos de La Serrecilla en la llamada Ofrenda Chica. Hubo misa en la ermita, que se llenó para la ocasión, y procesión por el interior del recinto

La Serrecilla rinde honores a la Virgen de Sonsoles

El mes de octubre en el Santuario de Nuestra Señora de Sonsoles es sinónimo de fiesta, arraigada tradición y devoción, la que los vecinos de Ávila y de decenas de localidades le tributan a la Virgen. A la engalanada imagen le muestran su admiración y le dan las gracias por la recolección de las cosechas, tal y como se lleva haciendo desde hace más de dos siglos.

Este domingo, en una mañana en la que el sol brilló en todo momento, acompañado eso sí del aire, en la primera de las tres citas festivas del mes, fue el turno de los pueblos de La Serrecilla, Bernuy Salinero, Urraca Miguel, Vicolozano, Brieva, La Venta de San Vicente, Tolbaños, La Alameda, Cortos, Gallegos de San Vicente, Saornil de Voltoya, San Esteban de los Patos, Berrocalejo de Aragona, Mediana de Voltoya y Escalonilla. Fue la conocida como la Ofrenda Chica, un homenaje al que se sumaron decenas de familias, algunas de ellas a pie, haciendo el tradicional camino.

Las misas centraron la jornada festiva, siendo la central la eucaristía celebrada al mediodía en la que, como suele ocurrir cada año para la ocasión, la ermita volvió a llenarse y numerosas personas siguieron la celebración religiosa desde el exterior, a través de altavoces, mientras que otros aprovechaban para comprar las tradicionales almendras garrapiñadas en los puestos situados en una de las entradas al santuario, venidos de Mingorría y Riofrío.

La Serrecilla rinde honores a la Virgen de SonsolesLa Serrecilla rinde honores a la Virgen de SonsolesLa dulzaina del grupo Azor fue la encargada de amenizar la alegre procesión llevada a cabo por el recinto, iniciada como es habitual con las notas del himno nacional a la salida de la imagen, mientras sonaban las campanas del templo, Tampoco faltaron durante el recorrido los clásicos 'vivas' a la Virgen de Sonsoles.

Así, en ambiente festivo, autoridades y fieles de los pueblos de La Serrecilla realizaron el recorrido por el recinto del santuario con la imagen de la Virgen portada por dieciséis anderos que iban cambiando cada cierto tiempo, pues eran muchas las personas que querían mostrar así su devoción.

A la conclusión de la procesión llegó el momento de la subasta de 16 banzos, primero, y de regalos, después, entre los que había cestas de frutas, hortalizas y plantas.