scorecardresearch

«La novela negra tiene casi siempre mucho de psicológica»

D.C
-

El escritor vallisoletano César Pérez Gellida abrió ayer un nuevo ciclo del programa 'Literarios' hablando de ese género que tan bien domina y al que ha dedicado un buen número de novelas que han conseguido un gran éxito

César Pérez Gellida, escritor vallisoletano que se ha consolidado como uno de los principales representantes de la novela negra en nuestro país, abrió este lunes el ciclo 'Literarios' 2021-2022 de Fundación Ávila y Caixabank, coordinado por Gemma Orgaza, hablando precisamente de ese género 'oscuro' que tan bien conoce y domina, y del que ha regalado un puñado de magníficos títulos a decenas de miles de lectores.

Volvía Pérez Gellida a un ciclo literario en el que ya participó en 2017 y del que se había llevado «una magnífica impresión, por eso me ha encantado volver», en este caso para hablar de un género literario que «estaba un poco denostado, con poca prensa, no mala, pero que lleva unos años siendo el más demandado, el que más se vende en nuestra literatura, y eso es porque tenemos unos autores que llegan a muchísimos lectores porque la calidad de sus novelas».

A los lectores, comentó Pérez Gellida, «les gusta muchísimo ese elemento de suspense, la intriga y la investigación criminal como motor narrativo de la novela, además de que también les interesa el lado oscuro del comportamiento humano»; a todo ello se suma que «hay una generación de autores que parece que estamos haciendo bien nuestro trabajo en este género, a través de distintas facetas, porque bajo el paraguas de la novela negra hay muchas formas y fórmulas, todas ellas válidas».

Para ofrecer calidad literaria, siguió el ponente, «no importa el género que se escoja, lo que no tiene que haber es prejuicios , porque novela negra, igual que en cualquier otro género, la hay con más o menos calidad literaria, y conseguir eso depende no de la temática sino del autor, de la importancia que éste le dé a la búsqueda de esa calidad que siempre es deseable».

Preguntado por si cree que la gente lee ahora más novela negra que hace unos años debido al momento social que atravesamos, contestó que «es verdad que este género tiene ese componente de denuncia social o de reflejo de la sociedad que vivimos ahora mismo, pero lo que no sé es si la gente está buscando precisamente eso o es que los gustos de los lectores van cambiando, y lo que quieren es disfrutar de una sucesión de acontecimientos dentro de la intriga y del juego que existe entre los lectores y el autor, ese juego de adelantarse a los acontecimientos y en el que el narrador tiene la obligación, digámoslo así, de engañar al lector, y el lector tiene la obligación de entrar en ese juego de adelantarse a la sucesión de hechos».

La novela negra, reivindicó también Pérez Gellida, «tiene casi siempre mucho de psicológica, y por ejemplo en mi última obra, Astillas en la piel, es el ingrediente principal, ya que establece un juego psicológico entre los personajes, el lector y el autor. En algunas novelas ese ingrediente pesa más y en otras menos, porque tenga más importancia la investigación policial o lo que sucede alrededor de ella, pero son distintos ingredientes que los autores están utilizando con mucho éxito».