El Real Ávila vuelve a las quinielas

A.S.G.
-

Cuatro victorias consecutivas devuelven al equipo al punto de mira de los candidatos a pelear por el ascenso. En los momentos complicados «hemos tenido tranquilidad». Mismas jornadas y mismos puntos que en la 2018-19

El Real Ávila vuelve a las quinielas - Foto: Ana I. Ramirez

En una temporada tan igualada, Zamora al margen, una racha de victorias te coloca en el disparadero. Y cuatro seguidas han llevado de nuevo al Real Ávila a las quinielas de los aspirantes a la pelea por los playoffs. Necesitaba el equipo de una racha así. «El factor emocional es importante» señala JonathanPrado tras sumar la cuarta ante el Bembibre. Antes llegaron los triunfos ante elSanta Marta,La Bañeza y el Cristo Atlético. Cuatro victorias consecutivas en una temporada en la que el equipo encarnado ni quisiera había logrado enlazar dos seguidos.Las derrotas lejos del Adolfo Suárez no lo permitían. Que llegara la primera era la clave. La trayectoria del equipo en casa, invicto, lo hacían presagiar. Y así ha sido. Ahora los encarnados vuelven de nuevo a sentirse fuertes.  
Sumaron la cuarta ante un Bembibre colista pero que apuntaba al alza. «Dentro de las complicaciones que tuvimos para entrenar durante la semana, ante un partido físico y un rival que no bajó los brazos supimos adaptarnos al contexto del partido» relata tras pasar por La Devesa un técnico que tiene claro que el entonces y el ahora del equipo lejos de casa está más en lo emocional que en lo futbolístico. «Al inicio de la temporada cuando había una adversidad no dábamos el paso adelante que requerían los partidos, pero el equipo está creciendo. Ante el Bembibre, con el 1-1, supimos reaccionar y en una segunda parte trabada y sin continuidad supimos adaptarnos y competir bien.Estamos sabiendo leer los partidos. Nos queda dejar más partidos la portería a cero porque eso nos hará sumar».  
Sabe el técnico palentino de la importancia que tiene este curso tener una racha en positivo. «Cuando sumas 3-4 victorias escalas posiciones, pero cuando tienes un partido mal y te pones nervioso te metes en problemas. Hemos tenido tranquilidad, hemos sabido seguir nuestra ruta y reponernos a las adversidades. Es importante acumular partidos sin perder visto como está el grupo».
Porque está todo en un puño. Tanto como el curso pasado. Porque los encarnados calcan la situación que se vivía en la 2018-19.Si entonces, llegada la jornada 15ª, sumaban 27 puntos –con un partido más disputado– a tres del Numancia B, entonces cuarto, en esta ocasión suman los mismos pero a tres de distancia de la Segoviana B. Se repiten las cifras en una temporada en la que todos esperan que no se repita el final, cuando el equipo se descolgó de la pelea por los playoffs demasiado pronto.Este año hay ganas de pelear por la cuarta plaza. Y cada jornada que pasa parece haber calidad para hacerlo.