scorecardresearch
Pablo Serrano

CARTA DEL DIRECTOR

Pablo Serrano


El Prado... seis meses después

08/05/2022

Desde hace casi seis meses no hubo en estas cartas referencias al Museo del Prado, ni al proyecto de reconversión de los Águila en futura sede museística (del Prado, quisiera creer). Sin embargo, entre tanto, las obras del Palacio han seguido continuando, al menos se ha visto movimiento y obreros.

En una sosegada conversación con un prescriptor y abanderado de esta provincia de esta última semana me reconocía la lástima que le da este anhelo, casi espejismo. En buena parte, porque es algo tan recurrente como intangible desde hace tantos años… Y eso, que este interlocutor apenas lleva estrechamente enraizado con esta provincia cuatro años.

Si llevara oyendo hablar o escribiendo los veinticinco que un servidor ha vivido alrededor de este proyecto… A veces uno se siente estúpido pensando que este proyecto podría llegar a puerto en algún momento, porque son demasiados años ya. Hay quien escribe de forma recurrente que no veremos al Prado en Ávila nunca, e insiste: ¡Que nunca va a venir! Y sigo negándolo, más por deseo que por convicción.

Casualmente, el mismo día que el secretario general de los socialistas abulenses rebajaba expectativas y alargaba plazos sobre las obras en Los Águila, un servidor compartía café por la tarde con el ministro Iceta y cóctel con Falomir, director del Prado en la propia sede museística. Algún recuerdo e invitación a Ávila les hice, y pocas esperanzas vinieron en la mochila (alguna, sí). Parte del problema es que desde la clase política ha ido generando ilusión cuando el proyecto más languidecía. A esto se le puede buscar una respuesta. O nos quieren hacer comulgar con ruedas de molino (y no quiero creer que haya líderes políticos tan sobradamente malos hacia sus convecinos, o hacia la provincia a la que representan), o es algo tan bueno tan bueno tan bueno, que ningún defensor de los intereses de Ávila quiere ni puede renunciar a ello. Pero a la vez está tan lejos de lo que el Museo del Prado quiere hacer ahora… y digo ahora, porque siendo Zugaza director de la pinacoteca, afirmaba que podía ser 2005 el año en el que podría el Palacio de los Águila dar cobijo al llamado Prado disperso, asegurando que desde el palacio abulense se podrían "sistematizar los procesos de control, catalogación, difusión y conservación" mediante la coordinación con otros museos y el establecimiento de una política más coherente y profesional", decía. Si entonces era coherente y profesional, ¿no lo es ahora?

En Los Águila se iban a "organizar grandes exposiciones, encuentros internacionales y reuniones científicas de primer nivel", nos prometían los políticos entonces. Y otros vinieron después con la misma cantinela. ¿Es incompatible esto con el proyecto de hoy?

Algo hay que aclarar, y les corresponde a Cultura y al Prado. Cabe recordar que el Plan de Actuación del Prado 2022-25 (estamos en fecha), contempla como proyecto la Sala Prado -Palacio de los Águila. Y en este periodo habría que "desarrollar el plan museográfico para el espacio dedicado a la exhibición de fondos del museo en el Palacio de los Águila, en colaboración con el Ministerio de Cultura y Deporte y con las demás administraciones implicadas en el proyecto, reforzando la presencia de la colección en el territorio nacional y revalorizando la riqueza patrimonial de la ciudad de Ávila". Esta realidad, queda así descrita, y por ello habrá que ir pidiendo responsabilidades.