Cara y cruz para los dos equipos de Segunda

Redacción
-

El Casa Social femenino ganó por 0-3 ante el Simancas, mientras que el masculinó perdió contra el AULE

Cara y cruz para los dos equipos de Segunda

Cara y cruz para los dos equipos de la Casa SocialCatólica que militan en la Segunda División, con victoria para el equipo femenino y derrota para el masculino.
En la Segunda División Femenina, buen partido el que disputaron en el desangelado pabellón de la Ciudad Deportiva (con un intenso frío y alguna gotera) la Casa Social Católica y el Voleibol Simancas. El cuadro abulense no comenzó bien y lo aprovechó su rival para ponerse con 2-11 a su favor, pero una buena reacción de las chicas de Sol Arroyo les llevó a estar en condiciones de anotarse el set, pero finalmente cayó del lado visitante por 25-27.
La historia se repitió en el segundo parcial, con dominio inicial del Simancas, pero esta vez la reacción local sí tuvo su efecto y logró quedarse con el set con otro apretado 25-23. Aprendieron la lección las jugadoras de la Casa Social y en la tercera manga salieron más concentradas y dominaron el juego, lo que las llevó a vencer por 25-17. En el cuarto, de nuevo superioridad del cuadro verde ante un Simancas que ya no pudo responder y cedió por 25-18, con lo que la victoria se quedaba en Ávila por 3-1, con lo que la Casa Social se coloca en la tercera plaza de la clasificación, en espera de visitar en la próxima jornada al DELUARC Lourdes, segundo clasificado y con el que está igualado, con dos victorias y una derrota.
Cara y cruz para los dos equipos de SegundaCara y cruz para los dos equipos de SegundaJugaron en el equipo abulense Esther, Ángela, Eli, Patri, Sara, Cristina, María Iglesias, Nerea, Miriam y Lidia.
categoría masculina. La Casa Social perdió por 0-3 ante el AULE León, segundo clasificado, en un choque más igualado de lo que refleja el marcador, ya que el cuadro que dirige Juan Plaza estuvo en todo momento en el partido, que tuvo que afrontar con diversas bajas.
El primer set tuvo como protagonista al equipo leonés, bien engrasado, que pudo distanciarse con jugadas bien ejecutadas que el equipo abulense no podía devolver con eficacia. Gracias a esa distancia, y a pesar de una buena reacción final, los del AULE se llevaban el set al bolsillo (19-25).
Con algunos cambios en cancha, los de la Casa comenzaban a cometer errores no forzados y los rivales no necesitaban desplegar grandes jugadas para sumar puntos. Así se fue el set, a pesar de las llamadas al orden de Juan Plaza por la desconcentración en recepción y defensa. (17-25)
Sin embargo, el tercer set cambió las tornas. Los abulenses empezaron a desplegar un juego variado, con cabeza y los leoneses empezaron a fallar, por lo que lograron una ventaja de varios puntos que dieron ilusión a la grada. A la postre, cuando tocaba rematar la jugada, una serie de fallos en recepción dio la vuelta al marcador y un set, que habría sido más que merecido para la Casa, cerró el partido para los del equipo universitario (24-26).