scorecardresearch

Bernuy celebra los cien años de Matilde Martín

I.Camarero Jiménez
-

Aunque nacida en Madrigal, esta longeva mujer hace ya mucho tiempo que se hizo hueco en Bernuy de Zapardiel, que ha querido felicitarla con una placa recordando tan grato momento

Bernuy celebra los cien años de Matilde Martín

Bernuy de Zapardiel está de enhorabuena y en su Ayuntamiento lo saben. Que tus vecinos gocen de una larga vida siempre es una alegría y ahora que la pandemia nos da un respiro lo han querido celebrar.  Y es que... cien años no se cumplen todos los días. 

En el caso de Matilde Martín Álvarez este gran acontecimiento tendrá lugar mañana y será la primera vecina centenaria con la que cuente la localidad; ahora bien, fue el sábado cuando desde la Corporación Municipal quisieron rendirle el que sin duda es un merecido homenaje a una de sus vecinas más longevas. Y es que los fines de semana desde luego -ahora que podemos-, son más propicios para poder juntarse, aunque sea un pequeño grupo y celebrar algo que cada vez tenemos en más alta estima: la vida, sin más, pero también la vida, nada más y nada menos. 

Ella, Matilde no es de Bernuy  pero son muchos los años que lleva allí asentada tras casarse con Julián González. Él ya falleció hace bastante tiempo pero Matilde supo afrontarlo, como otros dramas personales, y seguir adelante. Siempre de la mano de sus dos hijos, Julián, con quien vive y Mari Carmen, quien, aunque reside en Madrid acude al pueblo a ver a su madre todos los fines de semana y por supuesto, de la 'abuela'  disfrutan sus dos nietos.

Afirma el alcalde de Bernuy, Carlos García Blanco, que les hacía especial ilusión homenajear a una mujer que es un ejemplo y que está «fenomenal». Por supuesto que tiene algún achaque, cómo no, pero controla todo, «tiene una cabeza formidable y está pendiente de todo». Se le nota la admiración por esta vecina que aunque es de Madrigal de las Altas Torres se ha sabido hacer un hueco en la tierra a la que llegó de la mano de Julián. 

Ahora contará con una placa en la que se festeja su centenario y que le ha otorgado el Ayuntamiento de Bernuy, pero también con el aplauso y el cariño de unos vecinos que desean tenerla a su lado muchos años más.  A la placa se sumó un ramo de flores y ante todo, una sorpresa inesperada. La llegada de mucha de su familia desde Bilbao, el homenaje de unos sobrinos que sienten adoración por Matilde y a la que quisieron agasajar hasta con la actuación de la tuna. Ella no dudó vestir esa capa de los tunos en una fiesta que se alargó durante horas.