"Nos jugamos mucho para que no vuelva el pasado"

J.M.M.
-

Los candidatos de Unidas Podemos cerraron la campaña acompañados por militantes y simpatizantes de la coalición

"Nos jugamos mucho para que no vuelva el pasado"

Los candidatos de Unidas Podemos al Congreso de los Diputados y al Senado por la provincia de Ávila cerraron la campaña en la tarde-noche del jueves en la ciudad de Ávila, arropados por militantes y simpatizantes de las organizaciones que forman la coalición.
Amelia Samper, número uno al Senado, hizo énfasis en la necesidad de que el feminismo sea transversal a todas las políticas; «especialmente cuando hay partidos que atacan frontalmente la igualdad de género». Javier Jara, segundo en esa misma lista, recordó las posibilidades de desarrollo sostenible del territorio abulense. Y Ángel Spínola, número dos al Congreso, por su parte, subrayó especialmente la cuestión de la emergencia climática y la transición energética. Finalmente, intervino Milagros Hernández, número uno al Congreso de los Diputados de Unidas Podemos por la provincia de Ávila.
La candidata comenzó señalando la «proximidad» en las políticas económicas entre el PSOE y el PP, como evidenció su pacto para incluir en la Constitución el artículo 135, «en el que se anteponen los intereses de los acreedores financieros a las necesidades de la población». A su juicio, «eso impacta gravemente, de forma especial, en zonas como la abulense, que padece la enfermedad demográfica de la despoblación». 
Milagros Hernández insistió en que «nuestra provincia necesita una transición real». Para ello, la candidata de la coalición de izquierdas citó las siguientes medidas: fomento de la agricultura y la ganadería, vinculado a la custodia del territorio y la transición energética; impulso a la industria y al cooperativismo, movilidad accesible (incluyendo la cuestión de la supresión de peaje en la AP-51 y en la AP-6), banca pública y créditos al alcance de la gente; promoción de una nueva organización administrativa que coordine los servicios públicos dando más protagonismo a ayuntamientos y unidades comarcales; estímulo al turismo de calidad en el medio rural y a la cultura (con un compromiso en la implementación de la sede del Museo del Prado en Ávila). 
Para finalizar, hizo hincapié «en todo los que nos jugamos el domingo para que no vuelva el pasado, para acabar con la corrupción, para defender a las mayorías trabajadoras y seguir, con ello, abriendo puertas a las políticas progresistas».