scorecardresearch

El Diocesanos UCAV vuelve con ganas de estrenarse en casa

A.S.G.
-

Tras el susto del positivo por covid-19, los colegiales reciben este sábado –16,00 horas– al Ribert, un rival directo que no se lo pondrá fácil

El Diocesanos UCAV vuelve con ganas de estrenarse en casa - Foto: David Castro

Tras el susto, la normalidad. Vuelve a la competición el Colegios Diocesanos UCAV después de un fin de semana en el que la covid-19 se convertía en la protagonista inesperada ante la visita a un Júpiter Leonés que quedó aplazada por responsabilidad y prudencia. Confirmado que no hubo más contagios entre los colegiales, se volvió a los entrenamientos con las miras en un partido muy diferente. No sólo regresa al Sancti Spíritu el equipo de Somoza, sino que lo hace ante un rival muy diferente que el que ha quedado en el tintero para un futuro miércoles. Llega este sábado –16,00 horas– el Ribert y lo hace en uno de esos partidos en los que toca ganar sí o sí. Y no será sencillo.
«Debemos retomar la competición con las mismas sensaciones que la dejamos» valora Somoza. Y es que el abrupto parón le llegó al equipo no sólo sumando en un tramo del calendario muy abrupto para cualquiera –Astorga, Mirandés B, Real Ávila y Guijuelo– sino recuperando sensaciones.  «Si no estamos en la línea de los últimos partidos, será complicado».
Aunque aún le falta finura al equipo en la zona de ataque, los colegiales han vuelto a ser sólidos en defensa, punto de partida que mantener para un sábado «importante.A las alturas de temporada que estamos todo se puede remediar y arreglar, pero son partidos de más de tres puntos. Porque hablamos de un rival que en la teoría estará ahí peleando con nosotros.Es un partido clave» valora Somoza, que advierte que, pese a la situación en la tabla de su rival, «tiene muy buenos futbolistas. Es un equipo muy competitivo».

«Se trata de lo que ya hemos hablado, de ser sólidos»

Insiste Somoza en la propuesta con la que el equipo logró la permanencia el año pasado o con la que volvió a sumar en el presente. «Se trata de lo que hablamos siempre, de lo que hicimos al final de la pasada temporada, de no cometer errores, de ser sólidos, de esperar nuestro momento y no equivocarnos» añade junto a un detalle que ya ha comentado en otras ocasiones. «El grupo y los partidos se están resolviendo más por errores que por aciertos. Al final el fútbol se está resumiendo en eso» comenta ante un sábado en el que tienen ganas de conseguir la primera en casa. «Nos hace falta ganar en casa. En ella se basa nuestra permanencia».