Licitan con 1,6 millones las obras para radioterapia

B.M
-

El proyecto para construir el búnker da un paso definitivo, con unos trabajos que se espera estén terminados en un año. De forma paralela se está haciendo la formación de profesionales

Licitan con 1,6 millones las obras para radioterapia - Foto: David Castro

Por fin llegó el momento. Después de una larga espera y lucha desde Ávila, la Consejería de Sanidad da un paso definitivo y saca a licitación las obras de reforma para la implantación de la unidad satélite de radioterapia en el hospital Nuestra Señora de Sonsoles. Será con un presupuesto de más de 1,6 millones de euros y un plazo de ejecución de ocho meses, aunque se espera que, teniendo en cuenta la necesaria tramitación (incluyendo visitas de los licitadores), las obras se alarguen durante un año.
Lo que se licita ahora es la construcción del espacio donde irá la unidad satélite de radioterapia, es decir el búnker y los espacios administrativos necesarios. Se hará en el lugar de los antiguos archivos del hospital, en la zona de Urgencias, tal y como ya se había anunciado en su día.
La licitación de estas obras supone que en breve se comenzará a construir la unidad satélite de radioterapia en el hospital, aquella que dará servicio a pacientes con cáncer y que dependerá directamente del hospital universitario de Salamanca evitando así desplazamientos a los enfermos.
El proyecto tiene zonas definidas, con el área de tratamiento, área de planificación y área de apoyo administrativo y servicios con las correspondientes actividades de soporte técnico. Además se plantea la separación del área de tratamiento en dos espacios diferenciados, por ubicación y por comunicación, con la zona de terapia radiológica y la de consultas. La planificación se realizará en el centro de referencia por lo que la segunda área se reduce a despacho de radiofísico, dosimetría y moldes. La zona de apoyos y servicios tendrá su zona de personal en el espacio más privado.
En el diseño se trata de obtener las cualidades arquitectónicas ideales para el equipamiento a utilizar en la unidad satélite de radioterapia que, incluyendo componentes de alta complejidad como aceleradores lineales, las fuentes radioactivas, equipos de simulación o red informática, que especifican unos requerimientos concretos. Por otro lado, además de los condicionantes funcionales y aspectos técnicos, se considera prioritario en la concepción de los espacios poner en primer plano a los pacientes teniendo en cuenta que los tratamientos de radioterapia habitualmente son relativamente largos y diarios por lo que se quiere que el diseño de los espacios esté enfocado a ayudar sensiblemente al bienestar de los pacientes y al buen funcionamiento del hospital.
Los pacientes accederán a la unidad satélite de radioterapia en función del tratamiento o citas programadas desde el mismo hospital o desde el exterior directamente. La entrada principal, desde la plazoleta exterior que comunica con el acceso de urgencias, contará con un mostrador de control y recepción vinculado al despacho administrativo, desde donde se puede llegar al resto de espacios.
La zona de tratamiento radioterápico, donde se ubicarán los equipos de aceleración lineal, responde a criterios técnicos específicos de funcionamiento, protecciones y blindaje de los mismos que aseguren la protección necesaria.
El delegado de la Junta de Castilla y León, José Francisco HernándezHerrero, explica que es una inversión muy esperada y solicitada por toda la sociedad abulense, bajo el liderazgo de la Asociación Española contra el Cáncer. Destaca además que se consiguió con todas las administraciones de Ávila «ese compromiso de la Consejería de Sanidad» para tener «un proyecto absolutamente pionero». En este sentido hay que recordar que Ávila será la primera de las unidades satélites de radioterapia que se instalen en la región, en lugares donde actualmente no se da este servicio médico.
Habló el representante regional de que, pese a algún retraso que se ha acumulado por la pandemia, ya existía la confirmación de la Dirección General de Infraestructuras para esta licitación por un importe de 1,6 millones, pero que forma parte, recordó Hernández, de una inversión global cercana a los cinco millones de euros.
Ahora se trata de adaptar 1.200 metros cuadrados de los antiguos archivos en un búnker para alojar y ofrecer la unidad satélite mientras que en paralelo se está realizando la formación de los oncólogos, incorporando no solo estos profesionales sino también radiofísicos, enfermeros y técnicos. También se trabaja en paralelo con el hospital universitario de Salamanca, que es el de referencia. Y ello sin olvidar que en este proyecto también es muy importante el equipamiento, con el acelerador lineal, una parte también muy costosa y adaptada específicamente para el espacio en Ávila.
«Es un paso muy importante», con «conquistas en un camino que es irreversible», insistió el delegado territorial de la Junta, cumpliendo «un logro de toda Ávila», y demostrando «la sensibilidad de la Junta de Castilla y León con las familias, los pacientes y la AECC».
Además,  con este paso se recupera «la velocidad» en este proyecto para así poder evitar los desplazamientos de pacientes, principalmente a Salamanca, pero también a Talavera y Madrid, teniendo en cuenta que en Ávila se podrán atender entre el 85 y 90 por ciento de los pacientes, con excepción de algunos tratamientos más específicos.