scorecardresearch

Concentración de Renault 5 GT Turbo, leyenda de las carreteras

E.C.B
-

Casi medio centenar de ejemplares de este icónico modelo de los 80 se dan cita este domingo en la explanada del Lienzo Norte, llegados de diferentes puntos de España para participar en esta concentración organizada por un grupo de amigos de Ávila

Concentración de Renault 5 GT Turbo, leyenda de las carreteras

Los aficionados al motor tuvieron este domingo la oportunidad de disfrutar con la presencia en Ávila de casi medio centenar de vehículos de uno de los modelos más icónicos que circularon por las carreteras españolas en los años 80 y principios de los 90, el Renault 5 GT Turbo.
Un grupo de amigos abulense, declarados admiradores de este modelo clásico de la marca francesa, fue quien organizó esta concentración en la que podían contemplarse desde los GT Turbo tradicionales y Copa hasta algunos modificados con el motor en la parte trasera, que sin duda fueron los que despertaron más expectación entre el público que se acercó hasta la explanada del Lienzo Norte y los propios conductores de estos modelos clásicos.
Desde las 9 de la mañana comenzaron a llegar estos coches desde diferentes puntos de España como Toledo, Valladolid, Madrid o Bilbao, uniéndose a los abulenses en esta concentración de Renault 5 GT Turbo que permaneció junto al Lienzo Norte durante tres horas para luego iniciar una ruta por los puertos de Arrebatacapas y el Boquerón y regresar ya a mediodía a la explanada del Lienzo Norte, en cuyo restaurante disfrutaron de una comida de hermandad en la que este modelo clásico de Renault fue el auténtico protagonista de las conversaciones y en la que se realizaron sorteos de diferentes premios.

Nacido en 1985, lucía una imagen más llamativa gracias a los adhesivos de los laterales, a los paragolpes diferenciados, las llantas de 13 pulgadas y a la salida de escape. El protagonista era su motor, un bloque 1.4 tetracilíndrico turbo con carburación, que desarrollaba 115 CV de potencia y se asociaba a una caja de cambios manual de cinco velocidades. Gracias al peso de menos de 900 kilos del conjunto conseguía que acelerase de 0 a 100 km/h en 7,7 segundos, así como alcanzar los 204 km/h de velocidad máxima.

El final de su producción se produjo a principios de 1990.