Manifestación en doce meses

B.M
-

El calendario que cada año presenta Down Ávila tendrá en 2020 un nuevo concepto, el de manifestarse de forma positiva a través de valores universales. Las imágenes se tomaron en el Lienzo Norte captando instantáneas llenas de energía

Manifestación en doce meses - Foto: David Castro

Cuando en 2020 pasemos las páginas de nuestro calendario podremos ver como cada mes se convierte en una manifestación, pero en este caso en una manifestación en positivo, de valores, que llega desde Ávila Down.
El calendario de esta asociación es todo un clásico en Ávila pero en esta ocasión, y ya van doce, se ha hecho un cambio en el concepto, buscando algo que aportara a los ciudadanos y diera visibilidad a a la propia asociación. Como responsable del almanaque, Esther Martín comenta que en este caso «se ha querido ir un paso más y el concepto de este año es manifestarnos, pero hacerlo a través de valores universales, que no entienden de ideología, de religión y que no entienden de si tienes una discapacidad o un cromosoma menos. Estamos hablando de valores que si todos los lleváramos a cabo tendríamos bastantes menos problemas».
Por tanto, el concepto de la fotografía, de nuevo en manos de Dani Guereñu, es el de manifestación. Ypara ello se ha trabajado con los chicos de Down, ayer convertidos de nuevo en modelos, en una serie de valores que ellos después han escrito en pancartas para la fotografía. Estamos hablando de convivencia, empatía, tolerancia... conceptos a los que se quiere dar una visibilidad, que sean «los propios chicos de Down quienes nos dan un aviso y un recuerdo a todos lo ciudadanos de que tenemos que seguir poniendo en valor estos valores. Nos están diciendo que recordemos y que de alguna manera nos sumemos a la práctica de esa empatía, de esa confianza, de esa generosidad, del diálogo y así nos va a ir bien a todos», explica Esther Martín.
Para conseguirlo, el palacio de congresos y exposiciones Lienzo Norte se convirtió en el lugar escogido para hacer las fotografías, a través de las diferentes sesiones que se programaron durante la mañana y la tarde. Se hizo con la ilusión en la cara de los modelos, con los gestos llenos de entusiasmo y con la alegría y energía que fueron transmitiendo desde los primeros grupos procedentes de Arévalo y Sotillo para pasar después a los de Ávila con los ‘medianos’ llegados desde los colegios y con los más pequeños.
Este año además se realiza un trabajo muy colectivo con cerca de cien personas en las imágenes como se verá con las fotografías de los distintos grupos.
De esta forma, el calendario se convertirá en 2020 en una nueva opción para Down Ávila de conseguir visibilidad y también recaudar fondos. Y así se continuará, explica desde la asociación Begoña Rodríguez, con los diferentes programas y servicios que, incluyendo la atención temprana, supone atender a entre 115 y 120 personas cada día.
Y mientras tanto, comenta, también siguen con sus necesidades que siempre tienen porque su proyecto es «ambicioso, lo que queremos es seguir luchando por el trabajo, por la inclusión, que sean personas que puedan hacer una vida como todos los demás».
Para ello se cuenta con colaboraciones, como es el caso de Esther Martín y Dani Guereñu en este calendario pero también con otros colaboradores como es el caso de la Universidad Católica de Ávila.
Ellos ayudan a que sean los propios integrantes de Down quienes lancen sus mensajes (el próximo año de nuevo en blanco y negro) porque nunca hay que olvidar que «aunque a veces creemos que somos nosotros, son ellos los que nos dan una lección», señala Esther Martín, y en este caso nos van «a recordar temas que a nosotros nos interesa poner en la práctica y que parece que últimamente se nos está olvidando» y así ayudarán a «hacer recapacitar sobre lo que verdaderamente es importante, que al final son las personas y que tiene que haber siempre un entendimiento y una empatía y con generosidad podemos llegar a acuerdos, a convivencia y, en definitiva, que en el día a día seamos un poco mejores».