scorecardresearch

Sin acercamiento de posturas entre comité y Nissan

E.C.B
-

La reunión celebrada este jueves, a petición del comité de empresa, estuvo marcada por las "informaciones contradictorias" facilitadas por la dirección sobre el plan de transformación, aseguran desde la representación de los trabajadores

Reciente reunión informativa del comité de empresa con los trabajadores de Nissan.

La reunión celebrada este jueves en Nissan, a petición del comité de empresa, para abordar la situación actual de la planta de Ávila y su plan de transformación no fue todo lo fructífera que los representantes de los trabajadores hubieran deseado. Es más, aseguraban a través del presidente del comité, Felipe González, que las información facilitadas por la empresa fueron «contradictorias» y poco clarificadoras sobre el futuro.

A la mesa se sentaron, por un lado, los miembros del comité de empresa, y por el otro, la Dirección Industrial de Nissan que, según expuso González, «nos indicó que el plan de transformación avanza correctamente, aunque es verdad que tienen inconvenientes, pero son los típicos en planes de este tipo, y que aún siguen con el objetivo de tener el plan finalizado dentro de su duración, hasta 2024».

Esa información de la compañía fue calificada como «positiva» por el comité de empresa que, sin embargo, manifestó a la dirección que no entendían la contradicción entre dicha información y la emitida por Nissan la semana pasada «que ponía en riesgo el plan de transformación». También indicaron desde la representación de los trabajadores a la Dirección Industrial «desajustes» respecto a «lo acordado con los trabajadores»».

Fue entonces, ya finalizando la reunión, cuando se conectaron vía telemática desde la Dirección de Recursos Humanos de Nissan, «cuestionando la continuidad del plan de transformación», indicó Felipe González, quien señaló que «eso nos lo tomamos como una amenaza y quisimos dejar claro que no vamos a tolerar ningún tipo de amenaza ni que pongan encima de la mesa de negociación el componente del miedo, cuestionando de nuevo el futuro de la planta». Entiende el comité que se trata de «una postura intransigente  y destructiva de la empresa que su dirección sigue manteniendo».

Por ese motivo, desde el comité de empresa mantienen el mensaje dirigido a los trabajadores de la planta de Ávila de «colaboración cero» con la empresa para excesos de jornada y cambios de calendario, además de adoptar otras medidas de presión a futuro que, como apuntó Felipe González, «se quieren enmarcar dentro de un efecto sorpresa, como se hizo con el encierro del pasado martes, protagonizado por 17 miembros del comité de empresa, con el que se trataba de provocar un movimiento en la dirección de la multinacional ante la situación de bloqueo en la que permanecen las negociaciones sobre el nuevo convenio colectivo, después de que las conversaciones se dieran por rotas hace un par de semanas.

Respecto a ese bloqueo sobre el convenio colectivo, el presidente del comité señaló que «la empresa se mantiene fuera de la mesa de negociación, con la misma posición de hace 15 días».

«Sabemos que el periodo de transformación de la planta es complicado y que puede haber alteraciones, pero pese a que el inicio de la reunión de este jueves fue constructivo, en el sentido de conocer cómo está la situación de la planta, se acabó enrareciendo porque cuestionaban el futuro y por el hecho de añadir otros elementos a la negociación como el miedo», comentó el presidente del comité, quien lo calificó como «un jarro de agua fría».

Y es que, según expuso, «la dirección dice que siguen cumpliendo el plan, pero hay cosas de lo que se acordó con los trabajadores que no se están cumpliendo. A nivel industrial, es verdad que nos han dicho que en la nave de estampación se están finalizando las pruebas de las presas y que iban a iniciar el montaje de inyección, pero de la segunda línea de presas de momento no clarifican nada y es algo que está perfectamente recogido en los acuerdos con los trabajadores». «Hay un compromiso con era cambiar las condiciones laborales, que ya fue asumido por los trabajadores el 1 de enero de 2018, a cambio de una serie de cuestiones especificadas en el plan de transformación, y si al final no se cumplen, entendemos que es un incumplimiento en esa materia», añadió.

Respecto a nuevas reuniones, el presidente del comité señaló que desde Nissan se han comprometido a seguir actualizando la información a nivel industrial sobre el plan de transformación de manera mensual, como se venía haciendo.

Por su parte, fuentes de Nissan señalaron a este periódico sobre la reunión, en la que la multinacional estuvo representada por Fernando González, que «la compañía pide permanecer dentro de los márgenes de competitividad y los sindicatos no están dentro de esos márgenes». «El mensaje es el mismo que el del pasado 8 de marzo, la planta tiene que ser competitiva para desarrollar el plan de transformación y para su despliegue hace falta un convenio colectivo que permita a la factoría mantenerse dentro de los márgenes de competitividad», afirmaron desde la compañía.