CyL registra la tasa de disoluciones matrimoniales más baja

SPC
-
Papeles de una disolución matrimonial. - Foto: Solete Casado

Las separaciones y divorcios y nulidades disminuyen un 1,85% en Castilla y León

Castilla y León registró en el primer trimestre de 2019 la tasa de disoluciones matrimoniales más baja de España, con 4,9 divorcios y separaciones por cada 10.000 habitantes, según los datos difundidos hoy por el Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y recogidos por Ical.

En el primer trimestre de 2019, el número de demandas de disoluciones matrimoniales, separaciones y divorcios anotó en España un incremento del 1,2 por ciento respecto a igual trimestre de 2018. Por el contrario, las separaciones, divorcios y nulidades, que sumaron 1.166, se redujeron un 1,85 por ciento en Castilla y León.

En concreto, los divorcios disminuyeron un 1,7 por ciento, hasta los 1.109. De ellos, 702 fueron tomados por consenso, un 12,9 por ciento más, y 407 sin acuerdo, un 19,6 por ciento menos. De la misma forma, las separaciones cayeron un 3,4 por ciento, sobre todo, las adoptadas con acuerdo, que se redujeron un 26,2 por ciento, hasta las 31. Además, se registró una nulidad matrimonial.

A nivel nacional, registraron incrementos tanto las separaciones, consensuadas y no consensuadas, como los divorcios, contenciosos o de mutuo acuerdo. Así, las 900 demandas de separación consensuada representan un aumento del 4,2 por ciento respecto a las presentadas en el primer trimestre de 2018. Las 461 demandas de separación no consensuada son un 8,7 por ciento más. Por lo que respecta a las demandas de divorcio, las consensuadas, de las que se han presentado 16.423, han aumentado un 1,2 por ciento respecto al año anterior, mientras que las no consensuadas han aumentado un 0,6 por ciento, habiéndose presentado 11.668. El número de demandas de nulidad, 34, ha sido un 17,1 por ciento inferior a las presentadas en el primer trimestre de 2018.

Poniendo en relación las demandas de disolución matrimonial del total del trimestre con la población a 1 de enero de 2019 vemos que el mayor número de demandas de disolución por cada 10.000 habitantes se ha dado en Aragón, Canarias y la Comunitat Valenciana, con una tasa del 6,9; Asturias, 6,8; Cataluña, 6,6; Andalucía, 6,5; Illes Balears, Cantabria y Murcia, 6,4. Todas superan la media nacional de 6,3. Por el contrario, las más bajas, se han dado en Castilla León, con una tasa del 4,9; País Vasco, 5,3; y Extremadura, 5,7.

Todas las demandas de modificación de medidas, tanto matrimoniales como no matrimoniales han mostrado incrementos respecto al primer trimestre de 2018. Las demandas de modificación de medidas consensuadas, de las que se han presentado 3.335, se han incrementado un 17,2 por ciento y las demandas de modificación de medidas no consensuadas, que fueron 9.440, un 8,1 por ciento más respecto al mismo trimestre de 2018. Las modificaciones de medidas de guarda, custodia y alimentos de hijos no matrimoniales, tanto consensuadas, 5.285, como no consensuadas, 7.545, han tenido incrementos interanuales del 5,7 y 7 por ciento, respectivamente.