Faltó lo de siempre

Área 11
-
Faltó lo de siempre - Foto: Sara Muniosguren

Meritorio encuentro del Real Ávila ante el Cristo Atlético, pero sin gol. Cuarto 0-0 en los últimos cinco partidos

Empate sin goles y con poco fútbol en la vuelta de Jonathan Prado al estadio municipal Nueva Balastera. El partido estuvo repleto de intensidad con ambos equipos luchando por hacerse con el control pero con ocasiones a cuenta gotas para ambos conjuntos. Las más claras fueron para los abulenses estuvieron en las botas de su delantero Iván Vila que hasta en dos ocasiones se plantó en mano a mano con Adriá y en ambas se topó con el pecho del portero que salió a la perfección a achicar espacios privando así que se inaugurara el electrónico. 
Alberto tuvo un partido plácido y salvo en alguna acción a balón parado casi no tuvo trabajo. Por ocasiones el Ávila mereció algo más pero el Cristo se mostró como un rival más competitivo con el brasileño Julio César de lo que ofreció en el partido de ida con Pablo Huerga como entrenador.
Con este punto el Real Ávila se mantiene en la zona medio alta de la clasificación y mantiene vivas las esperanzas de engancharse a los puestos de ascenso a la categoría de bronce del fútbol español.
El encuentro comenzó sin un claro dominador, eso sí, con dos equipos valientes que buscaban el área rival desde el primer minuto, eso sí sin que llegaran ocasiones claras a lo largo del primer cuarto de hora del partido. En el minuto 16 llegó la primera ocasión peligrosa del choque a la salida de un córner desde la banda izquierda y que cabeceó Dani Burgos a la altura del segundo palo por encima del travesaño. Segundos después respondieron los abulenses. La acción partió de un desmarque de Iván Vila entre los centrales que se quedó en el mano a mano ante Adrià. El arquero salió a achicar espacios y el remate tocó en el pecho del cancerbero. 
En el minuto 33 Peli recogió un rechace a la altura de la media luna y remató con un disparo de espaldas que salió muy cerca del palo izquierdo del arco de Adrià. 
En el 35 el propio Peli finalizó una acción colectiva con un disparo desde fuera del área que salió por encima del larguero. La última de la prima mitad fue para los pupilos de Prado en un saque de esquina que se encargó de rematar Iván Vila con la rodilla algo forzado y acabó muerto en los guantes de Adriá. El susto en la primera mitad lo pegó el jugador del Palencia Kike Simal al que en un choque fortuito se rompió el tabique nasal y tuvo que ir al hospital.
Con el resultado de tablas sin goles se marcharon los dos equipos a los vestuarios.
La primera de la segunda mitad fue para el Cristo en el minuto 48. Adrián Pérez vio adelantado a Alberto y probó suerte con un disparo lejano a veinte metros que salió a la izquierda de la portería. Julio César al ver que Adrián Pérez estaba “caliente” y había protestado varias veces insistentemente al colegiado retiró al media punta palentino y dio entrada a Alvarito. 
La segunda mitad fue de mucho despliegue físico pero muy pocas ocasiones. Ninguno de los dos equipos arriesgó mas de la cuenta. No obstante la primera ocasión del Ávila llegó en el 83 en un disparo de Sergio Ramos que tocó en la defensa y se fue a córner. El propio Sergio Ramos colgó el saque de esquina que remató Juli con la testa fuera recién ingresado en el campo en la segunda mitad. 
El Cristo tambien lo intentó con una internada de Dani Buegos desde el perfil diestro que peinó Adrián Herrera y no encontró rematador. En el minuto 90 el Ávila tuvo la mas clara de la segunda mitad en un balón largo buscando a Iván Vila que ganó muy bien la posición a los centrales pero de nuevo en el mano a mano ante Adrià el portero salió muy bien al quite y el cuero quedó de nuevo en el pecho del arquero. El colegiado alargó cuatro minutos la contienda pero Palencia y Ávila firmaron un pacto de no agresión y el partido acabó en empate que no deja contentos ni a unos ni a otros.
Ambos equipos Ávila y Cristo mantienen la diferencia de ocho puntos con el Numancia B después de que el filial soriano saldase su partido de este sábado ante uno de los gallos de la categoría, el Zamora con empate a uno.