El Museo invita a conocer mejor el mundo de la arqueología

D.C
-

Ofrece del 22 de octubre al 12 de noviembre conferencias sobre el paleolítico, el neolítico, el castro de Ulaca y las excavaciones en Ávila, con la entrada libre

El Museo invita a conocer mejor el mundo de la arqueología

El Museo de Ávila, dependiente de la Junta de Castilla y León, ha organizado para las próximas semanas un ciclo de conferencias a través del cual se profundizará en el conocimiento del pasado, el presente y el futuro de la arqueología en la provincia de Ávila, charlas que se ofrecerán siguiendo un ‘orden cronológico’ que seguramente ayude a entender mejor los contenidos que se aborden.
Ese programa de acercamiento a tesoros abulenses que nos ha legado la historia, titulado ‘Arqueología de Ávila. Actualidad y retrospectiva’, se abrirá el día 22 de octubre con la conferencia titulada ‘Paleolítico en Ávila’, que será ofrecida por Fernando Díez Martín, profesor de la Universidad de Valladolid.
La segunda cita del ciclo tendrá lugar el 29 de octubre y llegará de la mano de la profesora de la Universidad de Valladolid Elisa Guerra Doce, que para la ocasión ha preparado una conferencia centrada en el mejor conocimiento del neolítico en la provincia de Ávila.
El 5 de noviembre se ofrecerá la tercera de las conferencias, un acercamiento al castro celta de Ulaca entendido como ‘una ciudad de la Edad del Hierro’ que será ofrecido por el profesor de la Universidad Complutense de Madrid Jesús R. Álvarez Sanchís, uno de los mejores conocedores de ese oppidum tan relevante en la historia de Europa que además ha sido el responsable de las últimas excavaciones allí llevadas a cabo, las más recientes hace sólo una semanas para investigar en el edificio denominado El Torreón.
Se cierra el ciclo el día 12 de noviembre con la participación del arqueólogo abulense Blas Cabrera, de la empresa Castellum S. Cop, el cual hablará de la arqueología en la ciudad de Ávila desde su autorizada posición de investigador del pasado que ha llevado a cabo un buen número de estudios sobre la prehistoria en nuestra capital.
Todas las charlas tendrán lugar en la sede del Museo de Ávila (Plaza de Nalvillos), a partir de las 19,00 horas y con la entrada libre. Por motivos de seguridad para evitar contagios de la covid-19, el aforo es restringido y se exige la utilización de mascarillas.
Desde el Museo se ha recordado que estas instituciones tienen como fines principales los de adquirir, conservar, investigar y socializar los bienes de nuestro patrimonio histórico, y que por ese motivo, “conscientes de que un museo no debe ser solo una cámara de las maravillas, que se abre y se cierra sin más para admirar su interior, también debemos, y queremos, transmitir conocimiento”.
Es en esos parámetros, añade, «es en los que se enmarca esta mirada a la arqueología provincial que proponemos con este ciclo de conferencias. Buscamos, por un lado, un acercamiento a dos de los grandes períodos de nuestra Prehistoria más lejana, de los que en el museo hemos hablado menos en estos últimos años, quizá porque la actualidad arqueológica nos ha llevado por otros derroteros. Sin embargo, se trata de los dos grandes momentos con los que comenzamos nuestra andadura por la Historia que, evidentemente, trascienden los artificiales límites de la provincia. Aun así, queremos conocer el estado actual de las investigaciones sobre estos periodos en nuestro territorio, y su viabilidad futura.
Además, el ciclo quiere recoger también las investigaciones arqueológicas más actuales, relacionadas en este caso con un yacimiento emblemático para Ávila y su territorio, el oppidum vetón de Ulaca, en el que desde hace varios años se desarrollan campañas regulares de excavación, con resultados novedosos, que aportan datos hasta ahora no conocidos de este enclave fundamental de la Edad del Hierro peninsular.
Por último, el desarrollo de la arqueología urbana en la ciudad de Ávila, «en sí misma un gran yacimiento, en los últimos 30 años, es sobre el que queremos lanzar la última mirada del ciclo».  El objetivo, aclaran, «no es tanto valorar cómo ha ido evolucionando la arqueología urbana, desde un punto de vista metodológico y de gestión, sino valorar cómo el conocimiento arqueológico, acumulado durante estos años y producto de las intervenciones arqueológicas, ha contribuido a ampliar y mejorar el conocimiento histórico de la propia ciudad».