scorecardresearch

Navidul: solo jamón y sal

SPC
-

Tras años de investigación, la marca ha desarrollado un exclusivo proceso que consigue que el jamón curado mantenga todas sus características utilizando el cloruro sódico como único medio de conservación

Navidul: solo jamón y sal

Los hábitos de alimentación están viviendo un proceso de cambio incontenible. Cada día que pasa, los consumidores disponen de una mayor cantidad de información que tratan de utilizar para llevar una dieta más sana, natural y sostenible. Se presta atención al origen de la comida, a las prácticas agrícolas o ganaderas mediante las que se ha obtenido el alimento en cuestión, a los ingredientes… En definitiva, quien compra quiere saber lo que compra.

Lógicamente, las empresas de alimentación han de adaptarse a lo que quiere el ciudadano de a pie. Por eso está aumentando la oferta de alimentos ecológicos, de productos kilómetro cero, de carnes con sello de bienestar animal o de listas de ingredientes cada vez más cortas y con menos aditivos. Y en este último aspecto, Navidul ha dado un paso más dentro de su estrategia para ofrecer a los consumidores lo que demandan.

La marca líder en jamón curado ha anunciado el inicio de la eliminación de los conservantes en sus referencias de jamón curado y jamón ibérico, avanzando así en su compromiso por ofrecer productos más naturales. Tras años de investigación en la búsqueda de alternativas a determinados aditivos y fruto del trabajo de un grupo de expertos en I+D, Calidad y Tecnología, Navidul ha desarrollado un exclusivo proceso que consigue que el jamón curado mantenga todas las características que los consumidores esperan utilizando la sal como único medio de conservación. «Para completar con éxito este reto era fundamental mantener el sabor, la textura, el aroma y los estándares de calidad de uno de los alimentos icónicos de la gastronomía española, y el equipo multidisciplinar de Navidul lo ha conseguido utilizando únicamente dos ingredientes en su elaboración: el jamón y la sal», explica Juana Manso, directora de la Unidad de Negocio de Navidul.

A partir de ahora, los productos de Navidul irán incorporando progresivamente este proceso a su fabricación. A lo largo de 2022 se introducirá en los loncheados de jamón blanco, en 2023 se unirán las piezas de jamón curado y, en 2024, las piezas de jamón ibérico. Para informar a los consumidores sobre este avance en la consecución de alimentos más naturales y sin aditivos, las distintas referencias de Navidul incluirán de forma visible en el envase el sello 'Solo Jamón y Sal'.

Navidul se adelanta nuevamente en el sector del jamón curado con esta iniciativa de valor añadido para el consumidor que se suma a las emprendidas durante el último año para impulsar el desarrollo de una producción sostenible. En 2020, la marca se convirtió en pionera en el sector al incorporar la tecnología blockchain a la trazabilidad de sus piezas ibéricas, lo que supuso toda una revolución en el mercado en términos de transparencia, control de calidad e integración de la cadena de valor. En 2021, inició la transición de su catálogo de productos loncheados hacia envases más sostenibles introduciendo una reducción de un 20% en su contenido en plástico, y comenzó a envasar algunos productos loncheados, como la caña de lomo o el chorizo ibérico, en bandejas completamente reciclables. Finalmente, Navidul implementó recientemente un proyecto de utilización de energías renovables para el autoconsumo en su planta de Trujillo (Cáceres), en cuyas cubiertas ha instalado placas solares, que próximamente extenderá a su fábrica de Torrijos (Toledo). Otro paso más para hacer sus productos más sostenibles.

«Como marca de confianza para los consumidores hemos dirigido nuestros esfuerzos a abordar importantes desafíos encaminados a dotar de transparencia a los eslabones de nuestra cadena de valor y evolucionar como marca sostenible, dando ahora un nuevo paso en este camino para potenciar la naturalidad de nuestros productos», concluye Juana Manso.

 

Campeones en Trazabilidad.

Pero Navidul no solo es pionera en eliminar aditivos. En el marco de la VI edición de los galardones que otorga ANICE (Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España), se ha concedido a Navidul el Premio al Emprendimiento por su proyecto 'Implantación de la tecnología blockchain en piezas de ibérico', una iniciativa pionera en el sector que supone una revolución en términos de transparencia y control de calidad y responde a las necesidades de quienes, preocupados por su alimentación, buscan un conocimiento más profundo de los productos que consumen, desde su origen al destino final. Navidul inició el pasado año la distribución de las primeras paletas ibéricas que incorporan la tecnología blockchain, concluyendo con éxito un proceso que permite monitorizar sus productos durante su ciclo de vida -origen, fabricación, almacenaje, distribución y consumo-, a través de los datos que registran de forma inmutable todos los proveedores que participan en su fabricación.

En este sentido, la tecnología blockchain ha permitido a Navidul abrir la trazabilidad en doble sentido -por un lado, hacia proveedores y, por otro, hacia clientes y consumidores- mediante etiquetados de código QR que permiten visualizar una serie de datos como la alimentación del cerdo, lugar de curación, peso final de la pieza o fecha de consumo preferente. De este modo, la marca ofrece al consumidor lo que demanda, que no es otra cosa que un conocimiento cierto del origen y el proceso de elaboración del producto que compra.

Asimismo, esta iniciativa permitirá al consumidor convertirse en parte activa de la cadena de valor, al tener la posibilidad de evaluar el producto a través de una encuesta de satisfacción. «Blockchain nos da la oportunidad de estrechar vínculos con nuestros consumidores y mejorar su experiencia de consumo para seguir reforzando nuestra posición como marca de confianza», explica la directora de la Unidad de Negocio de Navidul.